Foto: Bar Carallo. Día Internacional de la Croqueta

Hoy, 16 de enero, se celebra el Día Internacional de la Croqueta, una iniciativa de Cristina Barbero, directora de la agencia de comunicación Ideas Bien Contadas, que propone una selección de 15 restaurantes en Madrid en los que disfrutar de esta receta que tanto gusta

Una receta tan querida y popular por los paladares como es la croqueta debía tener su día de celebración. Algo que llegó en 2015 de la mano de Cristina Barbero, directora de la agencia de comunicación Ideas Bien Contadas, como parte de una campaña de marketing diseñada por ella misma para un restaurante madrileño especializado en croquetas (hoy ya cerrado). El éxito fue inmediato, la campaña se volvió viral y muchos restaurantes se sumaron a la iniciativa, para celebrar con sus clientes una fecha tan particular. El 16 de enero de 2015 se dio el pistoletazo de salida a la celebración de este Día Internacional y cada año se suman nuevas propuestas y recetas de restaurantes en toda España y Latinoamérica; como Puerto Rico, Argentina o Cuba, donde ya es oficial desde el año 2019.

Para celebrar una nueva edición, Cristina Barbero propone una Ruta de la Croqueta en Madrid, con esta selección de 15 restaurantes:

  • Arallo (c/ de la Reina, 31)

Con alma atlántica, este restaurante cuenta con una amplia barra frente a la cocina completamente abierta desde donde disfrutar de un ‘showcooking’ en constante movimiento. Su propuesta es una croqueta-nigiri de corvina, de salsa verde y corvina curada (9€, 2 unidades)

  • Bar Carallo (c/ Serrano, 45)

Taberna gallega situada en la milla de oro de la capital. Ofrece una cocina tradicional gallega de alto nivel en horario ininterrumpido. Cuentan con dos recetas para elegir: croquetas de zorza o croquetas de mejillón tigre. El precio de 3 unidades es de 10,50€.

  • Casa Labra (c/ Tetuán, 12)

Es una de las tabernas tradicionales con más solera de la ciudad. Abierta en 1860, su propuesta se basa en las recetas de toda la vida, aunque con el tiempo las han ido actualizando. Su especialidad son las croquetas de bacalao, pero también las ofrecen de jamón y de gambas al ajillo, a un precio de 1,25€ la unidad.

  • Casa MarTha (c/ Ortega y Gasset, 72)

Recientemente abierto en el barrio de Salamanca, este bar de tapas de origen mestizo está conquistando paladares con sus croquetas de centolla y croquetas de cecina, que sirven a 8,50€ la ración de 6 unidades.

  • Florida Park (Parque del Retiro. Paseo de Panamá, s/n)

En pleno Parque del Retiro, este multi-espacio cuenta con la dirección gastronómica de Iván Cerdeño, quien ha popularizado su propia receta de croquetas de jamón. Para su elaboración, infusiona los huesos de jamón en la leche, mientras que cuaja la base con hojas de gelatina, que le aportan una textura cremosa y fluida. En su carta también ofrecen croquetas de choco a 15€ la ración de 6 unidades; o 2,50€ la unidad.

  • La Primera (Gran Vía, 1)

Este local del grupo Cañadío mantiene sus raíces cántabras en un entorno muy elegante y en una ubicación privilegiada. Las recetas cuentan con el sello de Paco Quirós y, en este caso, ofrecen croquetas de lacón y huevo cocido (14€ la ración).

  • La Tajada (c/ Ramón de Santillán, 15)

En este proyecto de Iván Sáez, la carta está diseñada para compartir, en elaboraciones sencillas, con productos de temporada y para el día a día. Su croqueta artesana de jamón cuesta 1,50€ la unidad y puede disfrutarse en su restaurante de la zona de Chamartín o pedirla a domicilio.

  • Piantao (c/ Sagasta, 30; y Paseo de la Chopera, 69)

El chef argentino elabora una croqueta de asado argentino con costillar ahumado durante cinco horas. Después de desmigar el costillar, cocina la mantequilla con la cebolla blanca picada e incorpora harina, sal y pimienta; al que añade, al final, el asado desmigado. Tras dos horas en frío, corta la masa en cubos, reboza las croquetas en pan rallado, huevo entero batido con un poco de sal y pimienta; y termina con panko. Las fríe a 180ºC durante 4 minutos y las decora con una emulsión de eneldo y unas hojas de eneldo fresco. La ración, a 15,90€, está disponible en sus dos locales.

  • Quinqué (c/ Apolonio Morales, 3)

Es una gran casa de comidas asturiana en el barrio de Chamartín, con tres años de recorrido. El chef Miguel García y su equipo, elaboran diariamente una receta de croquetas donde la clave está en la bechamel, elaborada con leche fresca donde infusionan los huesos de jamón. Al sofrito de la bechamel añaden la grasa del jamón ibérico y el resultado es una croqueta muy ligera y potente de sabor. Las comercializan por 1,90€ la unidad; 7,50€ la ración de 4 unidades o 14,80€ la ración de 8 unidades.

  • Sagrario Tradición (Plaza del Valparaíso, 3)

Este restaurante nació con un objetivo: preservar la cocina tradicional española, respetando el producto y actualizando las recetas siguiendo las tendencias actuales. Su croqueta es de entraña a la parrilla y sam de ali-oli de cecina (3,50€ la unidad).

  • Salino (c/ Menorca, 4)

Es un escaparate de pequeños productores, una apuesta por la sencillez y gran calidad de producto, que se actualiza con el cambio de temporada. Para esta ocasión han creado una oferta de dos croquetas de txangurro y una copa de vino blanco de godello por 5€.

  • Santerra Neotaberna (c/ Ponzano, 62)

Es la croqueta de las croquetas. En 2018, la elaboración de Miguel Carretero se alzó con el premio a la Mejor Croqueta de Jamón Ibérico del Mundo y en 2022 fue galardonada como Croqueta Campeona de Campeones. En la taberna informal de la calle Ponzano ofrecen 2 unidades por 12€, aunque también está disponible en el restaurante gastronómico Santerra por 3€ la unidad.

  • Ito (c/ Marqués de Riscal, 6)

Esta taberna japo-cañí abrió hace menos de un año. Tiene un estilo propio, desenfadado, pero de altísimo nivel. En esta fusión de culturas han creado una croqueta de jamón con velo de papada ibérica, shichimi fresco sobre crema de sésamo negro dulce (4,50€ la unidad)

  • Taberna Pedraza (c/ Recoletos, 4)

Famosa por la tortilla de patatas al estilo Betanzos, también las croquetas ocupan un lugar destacado en su carta. Las cremosas de jamón de bellota 100% ibérico puro (2,30€ unidad) o las de merluza gallega (2,40€ unidad) han enamorado al público por la calidad de la materia prima, elaboración tradicional y textura.

  • Treze (c/ General Pardiñas, 34)

Saúl Sanz ha conquistado a sus clientes con su famoso cocido y los platos de caza en temporada, pero en su recetario no faltan unas melosas croquetas de jamón ibérico, que se pueden degustar tanto en su salón como en la zona de barra con mesas altas. La ración de 10 unidades cuesta 10€ y la media ración de 6 unidades, 6€.