El sonido de Galicia invoca a la gaita, su color es el verde y sus sabores el pescado y el marisco regados con sus vinos; la localidad de Cambados, y el chef Yayo Daporta con el restaurante que lleva su nombre, situado en esta encantadora población, son la personificación de todos estos tesoros gallegos. Yayo Daporta, miembro de una familia arraigada al cultivo de marisco, comenzó su formación en la Escuela de Hostelería de Santiago cuando tenía 20 años, después trabajó con su familia y más tarde pasó a formar parte del equipo de restaurantes como Casa Solla en Pontevedra, Alejandro en Almería o El Amparo en Madrid. En 2005, decidió abrir su propio restaurante, junto a su hermana Esther, el cual bautizó con su propio nombre: Yayo Daporta. Este local, situado en la localidad gallega de Cambados, la cual mencionábamos antes, se ubica en un antiguo edificio del siglo XVII, que el padre de los Daporta compró y restauró hace 30 años, convirtiéndolo también en residencia familiar. En la actualidad, este negocio cuenta una Estrella Michelin desde 2008, y Dos Soles Repsol que acaba de recibir en 2015.
Su hermana, Esther Daporta, es la sumiller del restaurante y la encargada de atender a los clientes que llegan al local, mientras Yayo se encarga de los fogones. “A mi hermana le apasiona el mundo del vino y además tiene una nariz espectacular para este trabajo. Es una persona que empezó casi sin ningún conocimiento y que hoy por hoy está considerada como una de las mejores ‘maîtres’ y sumilleres de Galicia, así que esto dice mucho a su favor”, comenta orgulloso el chef.
Además de su trabajo como chef en este restaurante, Yayo Daporta, como seguramente conocerán todos nuestros lectores, ha sido uno de los miembros del jurado del programa de televisión: Top Chef. Asimismo, también forma parte de Grupo Nove, una asociación de cocineros que, según me explica él mismo: “fue una idea que surgió hace 10 años por parte de varios cocineros gallegos propietarios de sus negocios, movidos más o menos por las mismas inquietudes.

Leer el artículo completo en la revista