Las ginebras de Amer Gourmet Gin MG, Le Tribute y The Botanist

Si de innovación, calidad, autenticidad, artesanía, tradición, variedad y versatilidad se trata, las ginebras del amplio ‘portfolio’ de Amer Gourmet se pintan solas.

Si el paladar las prefiere secas, el consumidor encontrará en la ginebra Gin MG el máximo esplendor; si el gusto se inclina por un sabor más cítrico, la ginebra Le Tribute es la opción perfecta; y si lo que se prefiere es una ginebra con toques florales, la elección está servida con la ginebra The Botanist.

Gin MG, producida en Destilerías MG, es una de las primeras ginebras elaboradas en España. Desde su nacimiento en 1940 de la mano de Manuel Giró, y tras más de tres generaciones de la familia Giró comprometidas con el respeto a la tradición, su proceso de producción se caracteriza por su artesanía, el cual se lleva a cabo a partir de productos 100% naturales, siendo el enebro el ingrediente predominante. El enebro que utilizan para la elaboración de esta ginebra crece de manera silvestre en una finca familiar del Este de nuestro país, donde la recolección se realiza a mano y de forma personalizada. Además, se lleva a cabo un control del cultivo, recogida y selección del enebro para asegurar que solo las mejores bayas sean las empleadas para elaborar la ginebra.

Gin MG es una ginebra de corte clásico que sigue el proceso de producción ‘London Dry Gin’, y que se destila en alambiques de cobre manualmente.

Un destilado que transmite herencia, calidad y tradición no sólo en su interior, sino también en su exterior a través de su elegante botella de estilo ‘retro’, que revela que es una ginebra con historia; y de su etiqueta, que refleja también esa vuelta a la esencia de sus orígenes. En la etiqueta destaca la referencia al color rojo de la anterior botella, su elaboración artesanal y la firma de su creador. Asimismo, la autenticidad de volver a los orígenes les ha llevado a rescatar la receta original de Manuel Giró que creó hace 80 años con alcohol de cereales y enebro recogido a mano en sus propios campos, cambiando su graduación de 37,5% vol. a los 40 % vol. iniciales. Esto, organolépticamente, ha supuesto el punto perfecto de alcohol para conseguir una ginebra extra seca y con el equilibrio y balance alcohólico que Manuel Giró estableció en aquel entonces.

Gin MG posee un color limpio y brillante, con destellos metálicos en el borde. En nariz es elegante y fina con notas a enebro y hierba seca, además de notas a cilantro. En boca es sabrosa y sutil, con mucha presencia de las bayas de enebro.

Por su parte, Le Tribute es una marca que también apuesta firmemente por los procesos artesanales para alcanzar un gran resultado en el paladar. Contemporánea y heredera de procedimientos naturales, además de la ginebra, Le Tribute cuenta con una gama de ‘mixers’ Premium: una tónica, un ‘ginger beer’ y un ‘ginger ale’.

Dos tipos de naranjas de la huerta valenciana conceden a esta ginebra un genuino toque que, combinado con el aroma de limones sevillanos de perfecto equilibrio y unidos a tres tipos de pomelos, consigue un líquido fresco mezclando el amargo y el dulce. El punto de acidez es atributo del Kumquat, que le aporta frescura, la mandarina es la encargada de aportar el dulzor, mientras que la lima consigue redondear la ginebra sumándole un punto de frescor. 

Todo ello unido a una base de trigo y cebada de gran calidad dan como resultado una ginebra con sabores únicos y llena de delicados matices venidos de la tradición que han sabido mantener su esencia en el tiempo, de generación en generación.

En su nota de cata, Le Tribute presenta un color limpio y brillante, siendo elegante y fina en nariz, con notas a enebro y cítricos. En boca es sabrosa y sutil, con mucha presencia de cítricos.

 

Leer el artículo completo en la revista