Gin MG es una opción ideal para los consumos diurnos, concediendo un perfecto toque de frescura para acompañar el aperitivo. Una ginebra con historia, de corte clásico, y de elaboración artesanal

Observadora de las tendencias del mercado, Gin MG, una de las primeras ginebras elaboradas en España, también es una perfecta opción en los consumos diurnos, tan en auge en nuestro país.

Cada vez más, los ‘gin tonics’ se beben en diferentes momentos del día y esta legendaria marca, que se halla en el amplio ‘portfolio’ de la empresa Amer Gourmet, nos presenta su mini ‘gin tonic MG’ para acompañar al aperitivo, al que aporta un idóneo toque de frescura. Una delicia para disfrutar tanto en los bares como en casa.

Gin MG se elabora desde 1940 en la localidad barcelonesa de Vilanova i La Geltrú, en MG Destilerías, fundada en 1835. Creada por Manuel Giró, y tras más de tres generaciones de la familia comprometidas con la tradición, Gin MG es una ginebra de corte clásico, producida artesanalmente a partir de productos 100% naturales (sin artificios, sin aditivos y sin potenciadores), donde el enebro es el ingrediente predominante.

Esta ginebra cumple con el proceso de producción ‘London Dry Gin’, y se destila manualmente en alambiques de cobre. El enebro crece de manera silvestre en una finca familiar del este de España, donde todo el proceso de recolección se hace a mano y de forma personalizada, controlando que a la destilería lleguen solo las mejores bayas para la elaboración de este ‘gin’.

Tradición, herencia y calidad que no solo transmite en su esencia, sino también a través de su botella y etiqueta. Su botella elegante y de estilo ‘retro’ denota que es una ginebra con historia, y su etiqueta refleja también esa vuelta a la esencia de sus orígenes. En ella, se destaca la referencia al color rojo de la botella anterior, su elaboración artesanal y la firma de su creador.

La autenticidad de volver a los orígenes, les ha llevado a rescatar la receta original que creó Manuel Giró hace 80 años con alcohol de cereales y enebro recogido a mano en sus propios campos; cambiando su graduación alcohólica de 37,5 por los 40% vol. iniciales. Esta variación, bajo un aspecto organoléptico, supone el punto perfecto de alcohol para conseguir una ginebra extra seca y con el equilibrio y balance alcohólico que Manuel Giró definió hace muchos años.

En su nota de cata, Gin MG se presenta a la vista con un color limpio y brillante, con destellos metálicos en el borde. En nariz, elegante y fina con notas a enebro y hierba fresca, con sus notas a cilantro. En boca, sabrosa y sutil, con mucha presencia de las bayas de enebro.

Gin MG, una ginebra para aquellas personas transparentes y auténticas a las que les gusta tomar un’ gin tonic’ sin artificios.

Leer el artículo completo en la revista