Foto Restauración Bar Business

Al 46 % de población le gusta ir a bares y restaurantes para disfrutar de momentos de ocio y evasión. El 39 % acude a un restaurante al menos una vez por semana y el 25 % pide un ‘delivery’ con esa misma frecuencia

Los españoles no están dispuestos a renunciar al disfrute de momentos de ocio y evasión en torno a la mesa de un bar o restaurante, no obstante la coyuntura económica actual. Esta es una de las conclusiones que se desprende del último informe de AECOC Shopperview sobre momentos de consumo dentro y fuera del hogar.

Según esta encuesta, el 46 % de los consumidores disfruta acudiendo a locales de restauración a pesar de la situación económica y, de hecho, un 39 % lo hace al menos una vez por semana. Pero, ajustar el presupuesto de gasto es una prioridad para la mayoría. El 63 % afirma que le gustaría poder disponer de menús diarios o menús económicos en sus establecimientos de confianza incluso durante los fines de semana.

Los datos de AECOC confirman también que las personas que acuden a un restaurante lo hacen para socializar con sus amigos o compañeros de trabajo, para darse un capricho o con motivo de alguna ocasión especial, mientras que los que solicitan un servicio de ‘delivery’ lo eligen, principalmente, por darse un momento de placer. Concretamente, el 25 % de los participantes en el informe de AECOC -mayores de 18 años de todo el país y de diversas zonas geográficas con diferentes tamaños poblacionales- afirman pedir un ‘delivery’ al menos una vez por semana.

Según el informe de AECOC Shopperview, además de precio, los consumidores buscan calidad e innovación en las cartas de bares y restaurantes, y el 57 % cree que disponer de envases para que el cliente se lleve la comida que no ha podido consumir en el local o tener medidas para prevenir el desperdicio alimentario es un valor añadido para el negocio como destaca el 64 %.

A su vez, del informe se desprende que el menú del mediodía gana fuerza frente a la opción de llevarse el ‘tupper’ al trabajo (ésta baja a un 52 % frente al 58 % del mismo período del pasado año) y el 50 % de quienes salen a comer fuera lo hacen por socializar con los compañeros del trabajo.

En cuanto al uso de desarrollos tecnológicos, el 94 % de los consumidores afirma que prefiere un trato más humano y personal cuando acude a un restaurante y el 24 % declara no utilizar ninguna aplicación tecnológica en el local.