Los consumidores optan por el consumo fuera del hogar para socializar y compartir momentos de ocio con sus familiares y amigos, según el ‘Barómetro Momentos de consumo fuera del hogar’ de AECOC

La hostelería sigue siendo un eje central de los momentos de ocio y socialización de los españoles, tal y como confirma el hecho de que 7 de cada 10 consumidores sale igual o más que el pasado año a consumir fuera del hogar, según indica el ‘Barómetro Momentos de consumo fuera del hogar’ elaborado por AECOC Shopperview y 40dB en colaboración con Frit Ravich.

La principal razón para acudir a bares y restaurantes es socializar, así como pasar tiempo de calidad con amigos y familiares.

En dicho Barómetro se refleja que debido al buen desempeño del mercado laboral y al aumento del ahorro de las familias, el 37% de los consumidores afirma disponer de mayor renta disponible para el ocio. En este contexto, el 50% de los consumidores ya acude a un restaurante mínimo una vez por semana -un 28% más respecto que en octubre 2023-, un 42% opta por comprar platos preparados del supermercado mínimo una vez por semana -un aumento del 25% respecto a 2023-, y cerca del 30% pide ‘delivery’ semanalmente -un crecimiento del 10% respecto al año anterior-. Por el contrario, la cifra de personas que prefieren cocinar todos o casi todos los días en casa (73%) disminuye 5 puntos porcentuales en comparación con los datos del pasado año.

Los hábitos de consumo de los usuarios están marcados por la búsqueda de comodidad/conveniencia y la voluntad de socializar. Así, la ocasión de consumo que más destaca en días laborables es el desayuno a media mañana. Concretamente, el 44% de los encuestados acude a un bar o a una cafetería para desconectar en este momento del día, una cifra que asciende hasta el 73% entre las personas trabajadoras. Los principales motivos que llevan a los consumidores a desayunar en estos establecimientos son la oportunidad de relacionarse con los compañeros, la practicidad y el ahorro de tiempo, y la mayor oferta y variedad de productos.

Respecto a la comida de mediodía, el informe muestra que la opción del ‘tupper’ pierde relevancia, con un descenso del 22% con respecto a mayo de 2023. Actualmente, tan solo el 46% de los consumidores prefiere llevarse un ‘tupper’ preparado desde casa, mientras que el 43% prefiere ir a un bar o a un restaurante para comer durante su jornada laboral, un incremento del 19% con respecto al 2023. En este caso, las principales motivaciones para comer en estos locales son similares a las identificadas en el desayuno de media mañana. De nuevo, en primer lugar repite la prioridad de socializar con los compañeros de trabajo, seguido de las diversas opciones de menú económico por la zona y la pereza asociada a la preparación del ‘tupper’.

Llegado el fin de semana, los consumidores modifican sus hábitos de consumo, aunque mantienen el mismo afán por seguir socializando con amigos. De este modo, el 74% de los usuarios sale a tomar un aperitivo antes de comer, mientras que el 57% sale de copas o de cañas por la tarde. Por su parte, el 55% prefiere el ocio nocturno y sale de copas por la noche.

Del mencionado ‘Barómetro Momentos de consumo fuera del hogar’ se desprende la consolidación de la tendencia de optar por un consumo diurno frente al nocturno debido a diferentes razones. Por un lado, los hábitos de consumo de las personas ha cambiado, ya que el 52% de las personas ha reducido los momentos de ocio nocturno y los ha trasladado al diurno, y el 45% afirma que sale menos a cenar y más a comer. Por otro lado, y como principal novedad, el 32% ya incluye nuevos momentos de consumo -como el ‘afterwork’, el aperitivo o el ‘brunch’- a su rutina habitual, mientras que el 27% ha adelantado los horarios de comida y cena cuando sale a consumir fuera del hogar.

Asimismo, el barómetro destaca que para el 51% de la población los elementos relacionados con la sostenibilidad son importantes a la hora de escoger un local donde consumir, lo que ha experimentado un crecimiento del 17% respecto a 2023.

También el 55% de los consumidores considera que los restaurantes deberían llevar a cabo iniciativas contra el desperdicio alimentario para reducir la cantidad de alimentos desperdiciados. Como muestra de esta mayor concienciación, prácticamente el 30% de usuarios ya utiliza aplicaciones contra el desperdicio alimentario con el objetivo de no malgastar la comida.

Por su parte, otras iniciativas que busca el consumidor cuando piensa en sostenibilidad son la eliminación o reducción de los envases de un solo uso (53%), la incorporación de productos de temporada o de proximidad en el menú (50%), el trato justo a proveedores y empleados (42%) y las medidas de eficiencia llevadas a cabo en el local (41%).

La llegada, implementación y consolidación de la Inteligencia Artificial en la hostelería permitirá ser más eficientes y reducir tiempos de espera, según el 36% de los consumidores. Sin embargo, el informe ha detectado un cierto recelo hacia la posibilidad de que la atención al público se desarrolle con robots en el futuro. En consecuencia, por mucho que avance la tecnología, el 70% de los usuarios prefiere que le atienda una persona que le pueda dispensar un trato más cercano y personal. No obstante, los consumidores reconocen el potencial de la IA y las ventajas asociadas a su uso, de modo que 3 de cada 10 consumidores cree que las nuevas tecnologías mejorarán las recomendaciones y la personalización de los platos.

Leer el artículo completo en la revista