La categoría de vinos Crianza con Denominación de Origen vive una nueva revalorización, con crecimiento superior a cinco puntos en valor con respecto al año pasado. Esta categoría sigue liderando las ventas en el canal Horeca

El Observatorio Español de los Mercados del Vino, con motivo de su décimo aniversario, publicó en enero 2018 un informe de la evolución del consumo de vino español. Los últimos datos disponibles relativos a hostelería son del año 2017, pero se aprecia un repunte en el consumo, especialmente en los últimos años, después de un histórico descenso durante casi tres décadas. Según este mismo informe, en 2017 se consumieron 280 millones de litros en el canal Horeca, frente a los 370 millones de litros en hogares. “Aun suponiendo una cantidad de consumo en el canal Horeca algo superior a la cifra disponible, se estima un fuerte crecimiento relativo al consumo de vino en España a través de canales alternativos como ‘Catering’ o establecimientos no permanentes, como en tiendas especializadas, Internet, autoconsumos o ventas directas en bodega”, concluye el Observatorio. 

Otro de los datos relativos al consumo de vinos en hostelería es una panorámica global facilitada por la consultora Nielsen. En el año 2018 en este canal se consumieron 290.156.000 litros de vino tranquilo, es decir, vinos sin presencia de gas carbónico. Si comparamos los datos con los de años anteriores, se ha producido una ligera caída con respecto al 2017, cuando se registraron 292.174.700 litros, aunque esta cifra fue muy superior a la recogida en 2016, cuando se vendieron 282.318,700 litros. 

Si observamos el consumo de vino en hogares, el último dato disponible del Observatorio Español de los Mercados del Vino corresponde a octubre de 2018. En el dato interanual, los vinos tintos con Denominación de Origen han disminuido sus ventas por volumen un 2,9% hasta situarse en los 99,80 millones de litros, frente a los 88,93 millones de litros de vinos tintos sin Denominación de Origen (-6,6%). Sin embargo, atendiendo a los datos por valor, se ha registrado un crecimiento del 0,7% en los tintos con D.O., mientras que aquellos sin esta etiqueta oficial solo redujeron sus ventas un 1,5%. 

Según Ricardo Alcón, ‘new business development manager’ de Nielsen, esta circunstancia también está ocurriendo en los Crianza; categoría en la que nos centraremos en este reportaje y, específicamente, en los vinos tintos. Alcón considera que, en el mercado del vino con Denominación de Origen, la categoría de Crianza en el último año (cerrado a enero de 2019) “supuso un 26% de volumen de vino con D.O. en España”, sumando los datos de los canales de Alimentación y Hostelería. Esto supone, según Alcón, “unas ventas de 98,2 millones de litros, lo mismo que el año anterior. Sin embargo, en términos de valor, el mercado de vino de crianza con D.O. supuso un 31,4% de los euros vendidos, esto es, un 5,6% más que el ejercicio anterior. Estamos, por tanto, ante una nueva revalorización de la categoría”. 

Además, tal y como señala Ricardo Alcón, “el 55% del volumen de vino de Crianza con D.O. se vende en los canales de Hostelería donde, a su vez, tiene una mayor relevancia (27% de las ventas de vino con Denominación de Origen) y va creciendo moderadamente (+0,7% con respecto al 2017)”. 

Leer el artículo completo en la revista