AENOR y ‘Gastro Quality’ han entregado los primeros certificados del sello ‘Gastro Quality Taste’, que mide la aceptación de un producto por parte del consumidor final. Para alcanzar el sello, los productos se someten a un exhaustivo diagnóstico de sus cualidades organolépticas

AENOR y ‘Gastro Quality’ han entregado los primeros certificados del sello ‘Gastro Quality Taste’, un sello que reconoce si un producto es aceptado en un grado alto por los consumidores basándose en sus cualidades organolépticas (sabor, olor, textura, aspecto y valoración global).

Los primeros productos en recibir este reconocimiento han sido: Aceite de oliva virgen extra reserva familiar Picual de Castillo de Canena Olive Juice; Cerveza San Miguel Selecta y San Miguel Manila de Mahou; Patatas fritas en aceite de oliva Bonilla a la vista de Epagal; Vermut Zecchini rojo fórmula tradicional de Zecchini y Jornico; Vino rosado Viñas Viejas de Vinos de los Herederos del Marqués de Riscal y Yogur al estilo griego de El Pastoret de la Segarra.

A través de una metodología desarrollada por AENOR, el sello ‘Gastro Quality Taste’ mide si a la mayor parte de los consumidores les gusta un producto y lo consideran una buena compra. Para alcanzar el sello, los productos se someten a un exhaustivo diagnóstico bajo los parámetros sensoriales más estrictos en AENOR Laboratorio, mediante catas a ciegas de consumidores, en las que analizan las distintas cualidades de los productos. Tras un tratamiento estadístico de las respuestas de los consumidores se obtienen los resultados finales. Los productos deben alcanzar las puntuaciones requeridas para ser amparados bajo el sello.

La obtención del sello supone para los productos ser reconocidos como una opción que cuenta con la opinión positiva de consumidores, en base a una metodología neutral y rigurosa.

Leer el artículo completo en la revista