El hotel Iberostar Sábila ha creado en el sur de Tenerife el GourmetMarket, puestos gastronómicos en los que disfrutar de los bocados más deliciosos al son de música y sentado de barra en barra

Los mercados gastronómicos se han puesto de moda en las grandes ciudades porque permiten ofertar, en un sólo lugar, una amplia variedad de platos y picoteos que atraen a un cliente más acostumbrado a los buenos bocados y a ir de aquí para allá que a sentarse en una mesa.

Y Tenerife no iba a ser la excepción. El hotel Iberostar Sábila, en el sur de la isla, ha abierto un espacio en la parte baja de su edificio donde se han instalado varios puestos de comida que recogen una oferta muy variada para cenar o picotear.

Este mercado gastronómico coloca al hotel como uno de los puntos gastronómicos más importantes de la zona y no sólo para sus clientes, sino también para todo el que quiera entrar a probar sus propuestas, siempre que sea mayor de 16 años.

El GourmetMarket consta de siete puestos gastronómicos diferentes, muy especializados que buscan crear un viaje por España y por el mundo, simplemente saboreando.

El primero de los puestos es el de ibéricos. En este rincón, cualquier visitante puede conocer de un vistazo en qué consiste el auténtico picoteo español pero de lujo. Hay tablas de jamón, embutidos ibéricos, una gran variedad de aceitunas o banderillas, distintas latas de alta calidad, ‘chips’ de patatas y, por supuesto, el toque local más exquisito: los mejores quesos canarios. De hecho, se han elegido para la ocasión quesos de la ‘Finca de Uga’, que han sido premiados con varias medallas en la última edición de los ‘World Cheese Awards’ 2017.

Si hablamos de picoteo, en un mercado gastronómico que apueste por la comida española, no podía faltar la barra de ‘pintxos’. Su creación está inspirada en los mejores bares de la zona vieja de Bilbao y ofrece una extensa variedad de pequeñas recetas con un denominador común: el pan, creado especialmente para este puesto y que se conjuga perfectamente con los mejores productos del País Vasco.

Además de estos dos espacios, hay uno especializado en pescados y mariscos, para los amantes de los productos que vienen del mar. En esta barra se puede elegir entre una amplia oferta de pescados y mariscos frescos que van variando en carta según la temporada y que se cocinan de forma diferente según el producto y el día.

Así el cliente puede optar por fritos, en cazuela, a la plancha y hasta hervidos en su punto.

Pero para los que sean más de carne, también tienen su lugar de encuentro con una zona de parrilla y horno. En este espacio se presentan distintas opciones con la carne como protago-nista pero presentada de distinta forma: al corte, en forma de ‘pintxos’, cocinada en horno de leña o a con todo el sabor de las parrillas.

Cada día hay una oferta diferente pero siempre apostando por combinaciones que saquen lo mejor del producto y bien al horno de leña o a la parrilla, con el ahumado sabor que supone estos métodos.

Los cocineros de este puesto especializado para carnívoros tienen claro que hay que evitar la cocción de la carne sin más y la brasean perfectamente en su punto. Todos los platos vienen acompañados con guarniciones de patatas asadas o bien de las mejores verduras de la zona.

Leer el artículo completo en la revista