Ya llega el verano y con él, la época de mayor consumo fuera del hogar. El buen tiempo y la llegada del turismo ayudan a llenar los bares, restaurantes y terrazas de personas llenas de vitalidad que quieren comer sana y equilibradamente sin que suponga pasar mucho tiempo en sus cocinas. Además, con la subida de las temperaturas que disminuye el apetito por comidas pesadas, y el deseo de poder lucir una figura esbelta, el consumidor, cada vez más, busca una oferta saludable, a la vez que fresca y ligera. Es la temporada de ensaladas, de los entrantes fríos, de tapas, y, cómo no, de las paellas.
Desde Unilever Food Solutions, división ‘FoodService’ de Unilever, siempre han querido facilitar la labor de los chefs, restauradores y de todas las personas que conforman el canal Horeca, y es por ello que ha preparado, especialmente para la época estival, una serie de propuestas recogidas en el nuevo número del coleccionable Platos para un menú 10, en el que proporcionan las claves para potenciar los platos más demandados de esta temporada, y a sacarles el máximo partido para que los negocios de sus clientes triunfen en verano.
Entre las ideas que Unilever Food Solutions propone, destacan los entrantes y las tapas, para los que sugiere mantener estas pautas: en primer lugar, el chef o dueño del local debería aumentar su oferta sirviendo esta tapa o entrante a lo largo del día, en verano cualquier momento es bueno para comer una tapa. En segundo lugar, ofrecerlos como plato de cortesía al inicio del menú, los clientes sabrán valorarlo. En tercer lugar, puede aprovechar las mermas de otras preparaciones para ahorrar en materias primas. Y, por último, servirlos también en barra o en la terraza para aumentar la facturación.
Otra de sus propuestas más fuertes este verano son las ensaladas, uno de los platos más demandados y servidos en esta época por ser saludables y ligeras. A las cuales también se les suma la paella, plato estrella del verano.

 

 

Leer el artículo completo en la revista