Trapa, una de las empresas chocolateras más antiguas de nuestro país, lanza unos bombones libres de azúcar y con manteca de cacao y aceite de girasol en lugar del aceite de palma. Además, ha diseñado un ‘pack’ de edición limitada pensado para disfrutar de un Halloween goloso a la par que saludable, ‘Truco o Trapa’

Fundada en 1891 por los monjes trapenses, Trapa es un icono en nuestro país, con un gran carácter pionero. En respuesta a las necesidades de un público que busca no solo cuidarse por fuera sino también por dentro, además de con preocupación por el Medio Ambiente y la sostenibilidad, Trapa lanza unos bombones libres de azúcar y sin aceite de palma.

Procedente de la fruta de la planta de palma, el aceite de palma está formado por una alta proporción de ácidos grados saturados (aquellos que deberíamos consumir con moderación) y su creciente demanda por parte de las grandes corporaciones lo ha convertido en uno de las principales responsables de la deforestación a gran escala de las selvas tropicales, así como en el causante de grandes emisiones de CO2. En Trapa lo han sustituido por manteca de cacao y aceite de girasol, que es una grasa mucho más saludable y con un porcentaje de ácidos grasos saturados mucho menor. Además, los nuevos bombones están exentos de azúcar, aunque ofrecen el mismo sabor que los azucarados.

El nuevo estuche, de un atractivo color azul, contiene tres tipos de bombones (bombón cuadrado de cacao intenso cubierto de chocolate, bombón de praliné de avellana recubierto de una delicada capa de chocolate con leche y cono de café con chocolate con leche) y tres variedades de sus icónicos cortados: el Noir (de chocolate negro intenso con 70% de cacao y crema de leche), el de avellana y el blanco con frutas del bosque.

Asimismo, siempre en el ámbito de lo saludable y atenta a las demandas de los consumidores, en este caso de los más pequeños de la casa, Trapa ofrece una alternativa saludable para la noche de Halloween. Se trata del ‘pack’ Truco o Trapa’, que contiene un surtido de ‘snacks’ de las gamas Trapakids, Trapamilk y Bombonísimos -los emblemáticos bombones XXL de la casa-, todos ellos presentados en porciones individuales y elaborados sin aceite de palma y sin gluten.

El ‘pack’ ‘Truco o Trapa’, de edición limitada, se presenta en una cómoda cajita de papel ‘kraft’ adornada con brujas y fantasmas y atesora un variado de chocolatinas y bombones ideal para compartir con los amigos.

Un ‘pack’ que busca divertir a los niños pero también satisfacer las demandas de unos padres cada vez más preocupados por su alimentación y sus hábitos saludables

Leer el artículo completo en la revista