Este nuevo destilado de uva aúna innovación y más de 90 años de experiencia perfeccionando el arte de la destilación. Su icónica botella realza la pureza del brandy añejado y aviva los destellos de luz brillantes que proyecta el líquido cristalino de su interior

Torres Brandy presenta el primer brandy cristalino de la historia, elaborado en Barcelona. Torres Alta Luz simboliza la pureza del brandy añejado y deslumbra con la magia de lo inexplorado. La innovación y la experiencia casi centenaria en el arte de la destilación de Juan Torres Master Distillers, la división de destilados de Familia Torres, se aúnan aquí para crear un destilado único y sorprendente, que destaca por su aroma y frescura.

Torres Alta Luz es un brandy que se obtiene por el tradicional sistema de la doble destilación en alambiques y que cuenta con un envejecimiento en barricas de roble francés. El componente innovador llega tras el añejamiento, cuando se somete a un filtrado mineral que permite preservar todo su sabor y carácter, aun eliminando el característico color que le ha aportado la madera. El resultado es un brandy totalmente cristalino, con destellos de luz brillante, que ha alcanzado un equilibrio óptimo en su sabor sin perder madurez gracias a la experiencia y perseverancia del Maestro Destilador Matías Llobet, y varios años de experimentación.

Según manifiesta Llobet: “Este es un brandy totalmente diferente, no solo por ser cristalino sino por su potencia aromática; hemos preservado muy bien las características y aromas primarios de la uva y conseguido mantener las notas de añejamiento. Es un brandy fresco y muy agradable”, que se recomienda tomar con hielo o muy frío.

Leer el artículo completo en la revista