El restaurante, con una cocina que cuida hasta el más mínimo detalle, reinterpreta platos tradicionales japoneses de la mano de su chef José Osuna

Tora, que significa tigre en japonés, ha nacido este año en la capital española trayendo consigo todo el sabor de Japón en sus propuestas gastronómicas. Se ha ubicado en el número 5 de la calle Padilla, en pleno barrio de Salamanca, y sorprende al paladar dando un nuevo giro a algunos de los platos nipones más representativos. 

El restaurante realiza una cocina japonesa en la que se cuida hasta el último detalle, fusionada con ingredientes tradicionales de la cocina española y recetas puramente niponas. Las elaboraciones del chef José Osuna se caracterizan por un minucioso emplatado y una gran sensibilidad a la hora de presentarse. 

La esencia japonesa del espacio también se traslada a su decoración en la que la madera es uno de los elementos protagonistas creando un ambiente que invita a disfrutar. Dividido en dos plantas, la superior se compone de dos zonas diferencias, una de mesas bajas y otra de barra en la que, hasta un total de 8 personas, podrán ver cómo el chef prepara su menú en directo. La planta inferior, la más exclusiva del restaurante, sólo disponible bajo reserva, cuenta con una barra más amplia en la que diez personas podrán disfrutar del menú Omakase compuesto de 16 platos. Con platos fuera de carta elaborados en exclusiva para la ocasión, este menú (el más especial de la casa), cuenta con elaboraciones que irán variando según el producto fresco de cada estación, pudiendo encontrarse, elaboraciones a base de anguila, caballas o erizo. 

Además, esta planta cuenta con un reservado, ideal para disfrutar en privado de las delicias mejor guardadas que Osuna tiene que ofrecer. 

En los fogones de Tora solo se cocinan productos de excelente calidad con el objetivo de crear una explosión de sabor difícil de olvidar. De forma inevitable, muchas de sus recetas hacen también un guiño a nuestra cocina mediterránea con ligeros toques españoles.

Entre sus propuestas caben destacar elaboraciones reconocibles pensadas para compartir como su ‘Gyoza de morcilla asturiana con peras al vino tinto’, su gran variedad de ‘niguiris’ fusión entre los que destacan el de ‘Atún con grasa de Wagyu y caviar’, ‘Toro tostado con vieira’ o el ‘Wagyu A5 con adobo y brotes’ que se completa con su ‘Temaki de mollejas de cordero con XO y salsa tártara’.  

Como principales cabe destacar su ‘Decostrucción de pan tumaca con cecina de Wagyu y piel de yuzu’ o su ‘Steak tarta Wagyu con wonton frito’. Poniendo el broche final, no les defraudará la ‘Torrija francesa con helado de violetas y jarabe de yuzu dulce’. 

“Mi propuesta en esta carta, se basa en un producto de máxima calidad, siempre respetando el purismo de la cocina japonesa
y añadiendo sabores conocidos fusionándolos en algunos platos”, manifiesta el chef, José Osuna.

Completando su carta, Tora cuenta además con una extensa carta de bebidas en la que destaca su cuidada colección de vinos de prestigio.

Leer el artículo completo en la revista