Un proyecto de comunicación multicanal enfocado a crear apoyo y soluciones para los profesionales de la hostelería en el momento de la reapertura de sus locales tras el cierre de los mismos a causa de la Covid-19; siendo a su vez un refuerzo para el equipo comercial de la compañía

Las historias con alma causan emoción. Y, la de la compañía Surgital tiene la capacidad de crear una alteración entusiasta y admirable en el ánimo. Manejando un perfecto equilibrio entre tradición e innovación, con sólidas bases focalizadas en la calidad, artesanía y sostenibilidad, su fuerte compromiso con los profesionales hosteleros y los consumidores se fortalece constantemente, permaneciendo imperturbable ante cualquier tipo de vicisitud. 

Esa arraigada vinculación con el mundo de la restauración y hostelería que posee la empresa, se ha puesto aún más de manifiesto si cabe en este 2020. Un año que ha zarandeado al mundo y a todo el tejido empresarial sin miramiento alguno a causa de la pandemia global. En tiempos convulsos, las manos amigas se vuelven más necesarias que nunca. Y, el sector hostelero ha seguido viendo a Surgital como ese ‘partner’ fiel que es desde su venida al mundo en los años 80 del pasado siglo.

La empresa, productora de pasta fresca, salsas en pepitas, platos preparados y de arroz ultracongelado precocido, siempre está en ebullición para hacer más fácil, eficaz y rentable la actividad del hostelero, y fruto de ello es la creación de un proyecto denominado Fermento, al objeto de proporcionar instrumentos y soluciones a estos profesionales para afrontar la reapertura de sus negocios tras el cierre de los mismos debido a la crisis sanitaria. Un proyecto que va dirigido también al propio equipo de ventas en su relación con los distribuidores y clientes, aumentando aún más si cabe su eficacia ante un escenario complejo con cambios en la oferta y la demanda.

Leer el artículo completo en la revista