Soleo Marbella ‘Beach Club Restaurant’ alarga la temporada de terraza hasta mediados de enero con unas estufas de diseño y un menú especialmente creado para estos meses de otoño

En el sur de España muchos se resisten a que la llegada del otoño suponga encerrarse entre cuatro paredes, olvidarse de las terrazas y perder las vistas hacia el mar. Entre estos resistentes están los responsables del restaurante Soleo Marbella ‘Beach Club Restaurant’ que han apostado por llenar su conocida terraza de verano de estufas de diseño que dan calor al lugar y que permiten crear un espacio gastronómico muy especial por las vistas y por el menú diseñado específicamente para estos meses de otoño.

Soleo se convierte, de esta forma, en el único ‘beach club’ de Marbella que mantendrá su terraza abierta hasta mediados del mes de enero. Para los que ya no quieran seguir disfrutando de la brisa, la sala interior del restaurante es una buena opción para descubrir los nuevos platos del menú para esta estación y disfrutar al mismo tiempo del paisaje puesto que la zona acristalada de la sala se abre a los espectaculares atardeceres malagueños pero sin una gota de aire.

Entre los ‘arreglos’ que se han hecho al menú, para adaptarlo a la llegada del otoño, hay que destacar el protagonismo de los nuevos platos de carnes locales, como el retinto y el chivo malagueño.

En este caso, se ofrecen preparadas a la parrilla con fuego de leña, que consigue mantener intacta toda su textura pero le dota de un sabor mucho más intenso y ahumado.

Además no podía faltar en el rediseño de la carta, el ingrediente más típico del otoño: las setas. La elección de los responsables de la cocina es buscarlas bien cerca, sin salir de la provincia de Málaga, ya que han apostado por los níscalos que crecen en las cercanas sierras Blanca y Bermeja para que se conviertan en el mejor de los acompañamientos de estos guisos otoñales.

Eso sí, aunque retocado por el cambio de estación, el menú del Soleo seguirá ofreciendo sus platos estrella de todo el verano, como son los arroces y las frituras malagueñas, aunque con los matices que obliga el mercado de la temporada.

En la oferta gastronómica que han preparado, los responsables de sala de este ‘beach club’ marbellí no se han olvidado tampoco de cuidar la carta de vino que aconsejan para cada una de las propuestas especiales del otoño.

Entre sus sugerencias para disfrutar estos meses, unos vinos tintos que vienen que ni pintados con los platos de carne y los guisos más fuertes en sabor y textura: buenas opciones en las Denominaciones de Origen de Rioja y de Ribera de Duero. Pero también en este aspecto el gusto por presentar cosas de la tierra les ha llevado a incluir en su lista excelentes productos de Ronda y de las Sierras de Málaga, entre otros.

El ‘beach club’ Soleo está ubicado frente al hotel Fuerte Marbella, el primer establecimiento que abrió Fuerte Group Hotels, al que pertenece el restaurante, en el año 1957.

Leer el artículo completo en la revista