Elaborado únicamente en los años de plenitud en que la uva alcanza una extraordinaria maduración, Sanamaro es el resultado de una meticulosa selección manual de las mejores uvas Albariño y Loureiro. Este vino es muy demandado por países muy selectivos en el consumo de vinos blancos de calidad

Sanamaro, de El Pazo de San Mauro, es el resultado de una cuidada selección manual de las mejores uvas de las variedades Albariño y Loureiro, recogidas en la propiedad y pertenecientes a los viñedos de más edad del Condado de Tea. Las cepas con las que se elabora Sanamaro tienen alrededor de 42 años y se maceran en frío sobre lías, a través de un minucioso proceso de ‘batonnage’ durante varios meses, para extraer la máxima intensidad de aromas y los toques minerales del ‘terroir’, para más tarde pasar a tinas de roble francés de dos y de tres mil litros.

Sanamaro es un vino muy singular que se elabora únicamente en los años de plenitud en los que la uva alcanza una extraordinaria maduración y su excepcional proceso de elaboración hace que sea un gran referente dentro de los Albariños y sea muy demandado por países muy selectivos en el consumo de vinos blancos de calidad, como Japón, Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Holanda, Canadá, Austria y Suecia.

El Pazo de San Mauro, cuyos orígenes se remontan a 1591, es una de las bodegas europeas con más historia. Su viñedo forma un anfiteatro natural que desciende hasta la orilla del río Miño, un entorno idílico lleno de leyendas y misterio, donde maduran lentamente las uvas de las que salen grandes vinos como Sanamaro.

Leer el artículo completo en la revista