Foto: Saddle

Este restaurante, referencia de la restauración de la capital, se hace con ese premio otorgado por la revista Wine Spectator. Un reconocimiento para los restaurantes comprometidos con el vino en un nivel superior, de lo que ha hecho gala Saddle desde su apertura hace ocho meses

Tan solo ocho meses después de su apertura, el madrileño restaurante Saddle se ha hecho con el premio ‘Best Award of Excellence’, otorgado por la revista estadounidense Wine Spectator. Este reconocimiento se concede a los restaurantes que llevan su compromiso con el mundo del vino a un nivel superior, contando con una amplia carta de vinos de magnífica presentación, que incluye una gran variedad de referencias, entre las que destacan algunas de las etiquetas más valoradas del mundo y donde los vinos son clasificados por regiones vinícolas.

La bodega de Saddle cuenta con más de 1.400 referencias seleccionadas por el sumiller Israel Ramírez, con una esmerada lista de 50 vinos por copas que va cambiando semanalmente, y 200 referencias de champán de grandes ‘Maisons’ y pequeños productores. Una bodega que hace una exhaustiva búsqueda de la mejor calidad, el respeto por el entorno y el arraigo a la tradición.

Israel Ramírez manifiesta que: “Es un verdadero orgullo para todo el equipo obtener este reconocimiento. La bodega de Saddle es el resultado de un intenso año de trabajo previo a la apertura en el que pusimos todo el mimo y el cariño para conseguir un objetivo claro: crear una carta de vinos pensada por y para cada momento y tipo de cliente, haciendo de la bodega el hilo conductor de una experiencia a medida, que se adapta y personaliza en cada ocasión. Entrar a formar parte de los ‘Best Awards of Excellence’ en nuestro primer año de andadura es, junto al disfrute de nuestros comensales con cada maridaje, la mejor recompensa que podríamos obtener”.