Desde bien pequeños, nuestras madres, en la mayoría de los casos, nos inculcan la rutina de consumir zumos naturales como aporte imprescindible de las vitaminas que necesita nuestro organismo. Una costumbre que de mayores tenemos bien aprendida y repetimos de generación en generación. Pues bien, cuando el ámbito en el que trabajamos se encuadra dentro del canal Horeca, que mejor manera de poner en práctica estos conocimientos maternales adquiridos que ofreciendo a nuestros clientes zumos recién exprimidos, de forma rápida y eficaz. Para ello, la mejor opción es instalar una máquina exprimidora de zumos en el local, una solución que además de ahorrar tiempo, facilitará asimismo la labor diaria del profesional de hostelería. Entre las ventajas que ofrecen estos productos, desde empresas como Zumoval afirman que “la mayor ventaja es la facilidad de servir zumo recién exprimido y a la vista de consumidor”. Por su parte, desde Frucosol añaden “el fácil manejo, la durabilidad, y la rapidez a la hora de ofrecer zumo a los clientes”.
Ante la amplia oferta de máquinas exprimidoras de zumos, los profesionales de Horeca cada vez demandan más que éstas incluyan las mayores prestaciones posibles. Desde Zumex® Group afirman que “nuestros equipos están específicamente diseñados pensando en la comodidad del profesional de Horeca, que busca sobre todo productos que le ofrezcan un gran rendimiento, fiabilidad y autonomía, y por eso estos valores son muy importantes para nosotros”. Por su parte, desde Zummo Innovaciones Tecnológicas aseguran que “los profesionales exigen especialmente que sean fáciles de utilizar y limpiar. Para ellos, además de que la calidad del producto sea buena, es imprescindible que el mantenimiento sea sencillo”.

Leer el artículo completo en la revista