Llega Rosa Ruiz 2017, blanco de personalidad única, 100% Albariño y heredero de la tradición vinícola de la bodega fundada por Santiago Ruiz, “el padre del Albariño”. Es la cuarta añada de este vino, nombrado en homenaje a la hija de Santiago Ruiz.

Llega Rosa Ruiz 2017, un blanco de personalidad única y 100% Albariño, heredero de la tradición vinícola de la bodega fundada por Santiago Ruiz, “el padre del Albariño”.

En palabras de la propia Rosa, hija de Santiago Ruiz, este vino tan especial “represento lo mejor de nuestra historia bodeguera y nuestra tierra”. Y es que Rosa Ruiz, heredera del amor por la tierra gallega y por el cuidado de los detalles, distingue con su nombre un vino excepcional y el primero diferente a Santiago Ruiz elaborado por la bodega. De edición limitada, tan solo 6.900 botellas, procede de viejas cepas de Albariño emparradas al estilo tradicional y ubicadas al pie de la antigua bodega, donde Rosa aprendió con su padre la auténtica filosofía de esta casa.

Rosa Ruiz 2017 es de color amarillo pálido, limpio y con reflejos verdosos. Presenta aromas intensos de papaya, mango y manzana, así como notas cítricas. En boca es amplio, con buena entrada, graso y muy equilibrado. Las frutas vuelven a aparecer en la boca, transmitiendo sensaciones muy agradables. De acidez muy equilibrada, el ‘retrogusto’ es muy largo y sabroso.

La etiqueta de Rosa Ruiz, cargada de significado y sentimiento, expresa la unión entre padre e hija, inspirada en una foto de ambos tomada en 1993 en la bodega en la que tanto compartieron. Con el color rojo como protagonista, el favorito de Rosa Ruiz, es una invitación a cruzar la puerta de la bodega y disfrutar de sus vinos.

Fundada en 1860, la bodega Santiago Ruiz es considerada una de las pioneras de la Denominación de Origen Rías Baixas.

Leer el artículo completo en la revista