Oriza, el primer restaurante sevillano en ser incluido por los críticos de la Guía Michelin en su Club “Michelin Days”, apuesta por recuperar la tapa tradicional andaluza poniendo en valor los productos con D.O. de Andalucía. Además ofrece un menú ‘gourmet’ disponible hasta el 10 de marzo

En el año en que se celebra el IV centenario de Murillo, es casi una “obligación” visitar el emblemático restaurante Oriza – Terraza Bar España, ubicado en medio de los jardines que llevan el nombre del pintor sevillano. La privilegiada ubicación del establecimiento, en una antigua mansión de 1926, al inicio de la zona peatonal del casco histórico de Sevilla, es solo la antesala de un menú al nivel del escenario. Este año, su apuesta es recuperar las tapas tradicionales de la comunidad andaluza y poner en valor los productos frescos de temporada y con denominación de origen de Andalucía, teniendo cabida también el recetario tradicional ofreciéndose un nuevo menú ‘gourmet’ vigente hasta el 10 de marzo.

Los espacios que ofrece Oriza para degustar de su cocina son tan antagónicos como las opciones del menú. El establecimiento de la calle San Fernando tiene como recinto principal un elegante invernadero de la década de los años 20 del pasado siglo protegido por alegres vidrieras acordes al espíritu de la ciudad, en el que florece lo mejor de la gastronomía andaluza. Es el sitio ideal para degustar el nuevo menú ‘gourmet’ de 38 euros compuesto por seis platos únicos. Todas las especialidades pueden ser maridadas con los mejores vinos de la bodega de la casa.

El primer menú ‘gourmet’ de 2018 está elaborado a base de productos locales y de temporada. Para empezar, el chef Ismael Castro propone una ‘Terrina de foie micuit con cebolla caramelizada y confitura de frutos rojos’, así como ‘Chistorras con humus de garbanzos’. A continuación, de primer plato, ofrece la posibilidad de elegir entre el ‘Revuelto de butifarra con patatas paja, alcachofas grillé y nuestro arrope’ o una ‘Ensalada de salmón ahumado con crema de aguacate, nueces y alcaparras’.

Como segundo plato, el comensal tiene dos opciones: la ‘Presa ibérica parrilla sobre arroz cremoso de jamón de bellota’ o una ‘Merluza asada sobre crema de hinojo y ajo negro, ajetes y salsa de cava’. Como bocado final, Castro, desde hace tres años al mando de los fogones del restaurante, apuesta por una ‘Tarta de mousse de mango sobre coulis de frambuesas y café’.

Para quienes buscan una elaboración más sencilla pero que conserve la calidad, el restaurante encara la nueva temporada bajo el compromiso de recuperar las tapas tradicionales de Andalucía, con el objetivo de poner en valor los productos de temporada y con Denominación de Origen de la comunidad, que se podrán disfrutar en la icónica Terraza Bar España, que forma parte del restaurante Oriza, además de un menú profesional o vegano que también propone al comensal. De este modo, y brindando este espacio diferentes opciones para todo tipo de bolsillos, el cliente puede optar por tomar unas tapas individuales, elegir un menú diario por 12 euros e incluso comer en familia con productos de primera calidad durante el fin de semana por 18 euros. Todo esto, acompañado de una llamativa decoración, que tiene como protagonista un vitral fabricado por la casa Maumejean. Las vidrieras de esta empresa artesana se encuentran en lugares tan emblemáticos como la Catedral de Sevilla o el Hotel Palace de Madrid. Y por si no fuera suficiente, la muralla del Real Alcázar y a los Jardines Murillo acompañan la experiencia.

Leer el artículo completo en la revista