El ‘cognac’ Rémy Martin XO distribuido en España, por Amer Gourmet

La Maison Rémy Martin lleva desde 1724 creando exclusivos ‘cognacs’ que siguen las fórmulas de una tradición que ha pasado de generación en generación, en manos de la misma familia. Todos sus líquidos aúnan un sello común que los identifica como hermanos de sangre: son armoniosos, complejos, intensos y aromáticos, los cuales a su vez poseen un espíritu visionario y único encarnado por el símbolo del centauro, representando la unión del hombre con la naturaleza.

De entre ellos destaca uno de los sorbos más lujosos que hay en su ‘portfolio’, Rémy Martin XO, un ‘cognac’ Fine Champagne que explora todas las posibilidades creativas en una combinación perfecta que se ha dado entre talentos, maestros bodegueros, destilerías y viñedos y apostando por el uso de las mejores materias de la zona como son los ‘eaux-de-vie’ del Grande Champagne y Petite Champagne.

La singularidad de este exclusivo ‘cognac’ se observa a través de la botella, que envuelve en un cristal trabajado un licor que guarda la esencia de quienes llevan siglos haciendo el mejor de los tragos. Un simple sorbo de Rémy Martin XO se convierte así en una experiencia multisensorial, donde el arte del maestro bodeguero de la Casa Rémy Martin se eleva al paladar gracias a la mezcla de más de 400 ‘eaux-de-vies’ de exclusivos viñedos protegidos por la Denominación de Origen de la comarca.

La receta familiar que ha mantenido su esencia a través de los siglos se basa en su tradicional destilación en pequeños alambiques de cobre y en el añejamiento de estos ‘eaux-de-vies’ durante más de 10 años en barricas de roble francés de Limousin, lo que otorga al ‘cognac’ una opulencia y complejidad única.

Los toques florales, afrutados y especiados, convierten a Rémy Martin XO en un protagonista inmejorable para momentos únicos que se puedan disfrutar en la mejor compañía, como un aperitivo, una sobremesa o un ‘afterwork’.

Pese a la tradición que ha marcado la familia, el éxito de Rémy Martin radica también en los múltiples encuentros y colaboraciones en las que se ha aventurado la bodega para conseguir la mejor combinación posible de talentos y las combinaciones más sutiles.

De hecho, su nueva campaña, ‘Team up for excellence’, ha tratado de centrarse en cada logro que el legado tradicional centenario de la Maison Rémy Martin ha dejado en cada una de las criaturas que han salido de sus alambiques.

Mezclar los ingredientes, combinar habilidades y  asociar las cualidades de esta casa, conectando a su vez con las emociones, hace que la bodega consiga posicionarse como un lugar en el que se trabaja para infundir pasión, excelencia y ‘savoir-faire’ a todo lo que se hace.

Leer el artículo completo en la revista