Su popularidad entre los amantes del vino no parece que haya disminuido conforme ha ido avanzando el tiempo, al contrario, cada vez, los vinos Crianza son más demandados. Así lo ponen de manifiesto todas las bodegas con las que ha hablado Bar Business. Desde la bodega Pago de Carraovejas expresan que: “en el caso de nuestra bodega, las ventas de Crianza suponen alrededor del 75% sobre el total”. Desde Pernod Ricard Bodegas aseguran también que “la mitad de las ventas del mercado corresponden a la categoría Crianza, teniendo un mayor peso estos en el canal ‘on trade’”. Por su parte, desde Vinos Herederos del Marqués de Riscal destacan que “desde que se inicio la comercialización de nuestro vino crianza, Arienzo, cada vez es más demandado y conocido por el consumidor. Su crecimiento ha sido continuo”. Por último, desde Bodegas Bilbaínas comparten estas opiniones apuntando que “los vinos Crianza se han visto reforzados en los últimos años por la disminución del consumo de los vinos Reserva. Por esta razón, las bodegas están poniendo mucho interés en tener una oferta de tinto de Crianza e incluso de semi crianza, cada vez más competitiva y atractiva para los consumidores”. Con esta acogida dentro de nuestras fronteras no podría ser menos su reconocimiento fuera de ellas. Desde Pago de Carraovejas defienden la acogida de los vinos Crianza en el exterior con estas palabras: “la acogida de estos vinos es muy buena. En nuestro caso, suponen un 20% de la exportación. De hecho, es tal la demanda que tenemos que incluso, en ocasiones, no podemos atender todas las peticiones que nos llegan”. Por su parte, desde Bodegas Bilbaínas también defienden este dato diciendo “su acogida es buenísima. Desde nuestra bodega cada vez estamos llegando a más consumidores, sobre todo en EE. UU. o Inglaterra”.

Leer el artículo completo en la revista