Voll-Damm, la cerveza doble malta elaborada con 100% ingredientes naturales, renueva su imagen poniendo en valor el carácter de la marca. El nuevo diseño evoca los orígenes de la marca, que nació en 1953 recogiendo la herencia de los maestros cerveceros del siglo XIX

Voll-Damm, la cerveza doble malta elaborada con 100% ingredientes naturales, nació en 1953 recogiendo la herencia de los maestros cerveceros del siglo XIX. En la Edad Media, al no existir sistemas de refrigeración, se dejaba de producir cerveza durante los meses de verano porque las altas temperaturas afectaban la correcta fermentación del mosto con la levadura. A finales del siglo XIX, los cerveceros descubrieron que, añadiendo más lúpulo y el doble de malta al último lote (hasta entonces, el del mes de marzo), conseguían una cerveza con más cuerpo y resistente a los embates del calor.

Voll, en la lengua del maestro, significa lleno, completo. Por eso Voll-Damm es una cerveza completa y su nueva imagen pone en valor sus orígenes. El nuevo etiquetaje de Voll-Damm reconoce el paso del tiempo y lo actualiza, haciendo más visibles algunas de las lecciones que daba Luis Tosar.

Voll-Damm es una cerveza con doble malta, 100% natural, con cebada sólo de variedades puras, malteada en la maltería de Bell-lloc d’Urgell (Lleida), con lúpulos amargos de diferentes variedades, que le aportan su característica amargura, y también con lúpulos aromáticos, que añaden notas cítricas y afrutadas. Agua, malta de cebada, arroz, maíz, lúpulo y levadura son los ingredientes naturales que construyen, paso a paso, una cerveza cuya nueva imagen incorpora, a primera vista, toda la información que necesita un aficionado exigente.

Leer el artículo completo en la revista