Grupo Pesquera renueva su identidad corporativa con el nacimiento de Familia Fernández Rivera, Pasión por el vino y la tierra. Las nuevas generaciones de este grupo vitivinícola toman las riendas de la empresa, cambiando el logo del grupo, para dar mayor visibilidad a todas las bodegas

Familia Fernández Rivera, la nueva identidad corporativa de Grupo Pesquera, otorga protagonismo y personalidad propias a cada una de las unidades de negocio que conforman el grupo. Las bodegas Tinto Pesquera, Condado de Haza, Dehesa de la Granja y El Vínculo, además del Hotel AF Pesquera, conforman la estructura de una empresa que aspira a seguir siendo un referente en el sector enológico tanto español como internacional.

Con este cambio, las nuevas generaciones de este grupo vitivinícola toman las riendas de la empresa y ponen a la familia en el lugar que le corresponde. Las hijas del matrimonio entre Alejandro Fernández y Esperanza Rivera, que comenzaron su trayectoria en el mundo del vino en 1972, llevan desde la adolescencia dedicadas a la elaboración de vinos y la promoción del enoturismo de Pesquera de Duero, un pueblo vallisoletano dedicado a la agricultura y la ganadería. En el presente, lideran un grupo conformado por cinco unidades de negocio y un equipo humano de más de 120 trabajadores, comercializándose sus vinos y productos en más de 70 países.

Con Familia Fernández Rivera se ha apostado por poner en valor el trabajo humano y familiar que todas las personas que forman el grupo llevan desarrollando desde hace más de cuatro décadas. Según Lucía Fernández, directora general de Familia Fernández Rivera, “el nombre estaba estrictamente ligado a un vino y quitaba visibilidad al resto de bodegas, fundamentales en nuestra trayectoria”.

En el ámbito gráfico, el logo característico del grupo también se ha renovado. La nueva imagen conserva los elementos superiores del arco de piedra de Pesquera de Duero, pero con un diseño más moderno. Además de en el logo de Familia Fernández Rivera, el emblemático arco va a estar presente en Tinto Pesquera, Condado de Haza y el Hotel AF Pesquera, ubicado en Peñafiel, convirtiéndose en el hilo conductor de todas las unidades de negocio. 

Para Lucía Fernández, el lema Pasión por el vino y la tierra “es nuestra forma de rendir homenaje a nuestros padres, de expresar que caminamos hacia el futuro, pero sin perder de vista la artesanía, pasión e historia que nos han inculcado. Somos conscientes de que estos valores son los que ha situado a nuestro grupo en el olimpo vitivinícola mundial”.

Leer el artículo completo en la revista