En el madrileño barrio de Chamberí acaba de abrir Zampa, un lugar para comer bien y divertirse desde el ‘afterwork’ hasta las cinco de la madrugada. Un multiespacio con música y tres cartas para pasarlo bien, charlar, disfrutar de un buen plato, tapear o tomarse una copa hasta bien tarde

El barrio madrileño de Chamberí ahora cuenta con un local donde los noctámbulos pueden desconectar y compartir algo. Zampa es un ‘late dinner’, un restaurante cuyo servicio arranca a las 19.00 horas (de viernes a domingo a partir de las 13:00), justo cuando la mayoría de la población trabajadora busca relajarse y dejar de lado las etiquetas y formalismos.

Darío, dedicado a la restauración desde los 16 años y partícipe de otros negocios de éxito como La Contraseña, y cuatro de sus amigos buscaban un lugar en Madrid donde pasarlo bien sin prisas, comer rico, tomar copas asequibles y escuchar buena música a volumen apto para charlas y sin pagar una fortuna: así nació Zampa, un multiespacio que emana buen rollo.

En cuanto al contenido, la oferta está dividida en tres cartas en función de la hora o la zona a la que se vaya: hay opciones para tapear, compartir o comer con las manos; carnes hechas en la parrilla con brasa de carbón encina por un parrillero argentino; ensaladas, pescados, hamburguesas y mucho más. La más extensa de las cartas es para las comidas del fin de semana (de 13:00 a 17:00 h) y todas las carnes en sala (de 19:00 a 00:00 h). La de barra tiene dos secciones: “Pintxa y tapea” y “Bocatín y sándwich”, y en la carta ‘late dinner’, con platos que se pueden tomar de 00:00 a 02:00 horas, está gran parte del ‘finger food’ de las otras dos y opciones rápidas, pero también elaboraciones calientes. En la carta líquida hay una selección de vinos (algunos también por copas) blancos, rosados y tintos, botellas de champagne y, tratándose de un templo para los nocturnos, infinidad de copas y combinados.

Martes y miércoles, Zampa abre de 19.00 a 02.00 h.; los jueves de 19.00 a 05.00 h. Los viernes y sábados dan servicio desde las 13.00 h ininterrumpidamente hasta las 05.00 h. y el domingo de 13.00 a 17.00 horas. El lunes descansan.

Leer el artículo completo en la revista