Marie Brizard, una de las firmas de destilados más icónicas del planeta, lanza al mercado Anís Marie Brizard 35º, una nueva referencia con una graduación ligeramente superior a la de su producto estrella, el Anisette Marie Brizard. Elaborado con anís verde del Mediterráneo y más de una decena de botánicos y especias naturales

Inmersos como estamos en una época de recuperación y evolución de las tradiciones, el anís se posiciona como una de las bebidas a tener en cuenta para tomar solo, en todo tipo de cócteles o con café.

Con el fin de cubrir las demandas del público actual, que opta por sabores más potentes y destilados más complejos, la icónica firma Marie Brizard presenta un nuevo anís de corte clásico, de calidad Premium y con una graduación superior a la de su Anisette Marie Brizard, estandarte de la casa y con 25º de alcohol.

Con una experiencia de más de 250 años en la producción del anisete, nace ahora Anís Marie Brizard 35º, un anís clásico pero muy singular, ya que está elaborado con anís verde del Mediterráneo y con una variada selección de plantas y especias naturales que lo convierten en el único anís del mercado hecho con 11 botánicos diferentes. Cada uno de estos botánicos se destila dos veces por separado en alambiques de cobre de más de 60 años de antigüedad, dando como resultado un producto con unas características organolépticas únicas. Además, el agua utilizada procede de un manantial propio situado a más de 120 metros de profundidad, que permite obtener un agua bruta de excelente calidad, la cual se procede a desmineralizar obteniendo un agua pura y transparente, translúcida y sin minerales que puedan afectar el sabor o el color del producto.

Marie Brizard 35º presenta una gran personalidad, marcado por el característico aroma y la frescura del anís verde, que contrasta equilibradamente con la fuerza del alcohol. En boca es suave, ligeramente dulce y con un largo ‘postgusto’. Es ideal para tomar solo, con hielo, con un chorrito de agua, en todo tipo de cócteles (en especial con vodka) o con café, aportando un delicioso toque al mítico Carajillo.

Leer el artículo completo en la revista