Para Diego Mosquera Miramontes “la coctelería va más allá de hacer un cóctel, se deben crean sensaciones, descubrir sabores, sorprender al cliente y hacerle viajar con cada sorbo, buscando siempre la perfección líquida”. Este gallego define así este arte en el cual se inició con sólo 18 años a raíz de ganar en España el concurso Bacardi Martini Gran Prix para profesionales. En la actualidad, Diego, que cuenta con una amplia trayectoria tanto en el mundo de la coctelería como en el de la restauración y la hostelería, ha sido apodado como el Ferran Adrià de los cócteles, ya que una de las tendencias en las que más ha profundizado a lo largo de su carrera es la ‘mixología’ molecular. Entre sus creaciones se encuentran: las ‘Piruletas nitrogenadas de ‘gin tonic’’, las ‘Palomitas de Piña Colada’ o el trampantojo ‘Cafeto cóctel’, que presentó el año pasado en la V edición de ‘illy cocktail competition’.
Después de años de compaginar su labor profesional, con la docencia en cursos y ‘masterclass’, en 2010, Diego decidió centrarse más en su faceta de docente; siendo profesor de Servicios de Restauración en las escuelas públicas de la Xunta de Galicia. De hecho, lo es en la Escuela CIFP Compostela. También es responsable técnico del Curso de Especialización en Barman Profesional, que imparte el Instituto Galego de Viño, y es vicepresidente de AGABA (Asociación Galega de Barmen). Además, forma y prepara a alumnos para concursos de baristas, barman o ‘maître’, los cuales han obtenido premios en diferentes convocatorias.
Diego Mosquera, que practica una coctelería de fusión utilizando técnicas modernas, también cuenta con una dilatada experiencia en el mundo de los negocios, ya que es copropietario y barman ejecutivo del Vaová Gastro Gin Bar, un local situado a 100 metros de la Catedral de Santiago que tiene como premisa ser una sala gastronómica dinámica, que apuesta por la formación de profesionales y ‘amateurs’ realizando ‘minicursos’ y ‘masterclass’ sobre cócteles, ‘gin tonic’ y ‘mixología’ molecular para clientes y profesionales.

 

 

Leer el artículo completo en la revista