En pleno barrio madrileño de Las Salesas acaba de abrir sus puertas La Carlota, un nuevo restaurante de cocina fusión internacional que rinde homenaje a la mujer a través de la gastronomía, el arte urbano y el diseño en un espacio moderno, de estilo contemporáneo e industrial

Acaba de abrir sus puertas en una de las zonas más ‘chic’ de la capital, Las Salesas, el restaurante La Carlota, el primer proyecto en España de un grupo de restauración formado por cuatro socios con más de 12 años de experiencia en el sector y varios restaurantes en Caracas y la isla caribeña de Aruba.

Su cocina abierta al comedor fusiona sabores, ingredientes y técnicas culinarias de distintas culturas gastronómicas, orientales y occidentales, expresadas en una amplia y variada carta
formada por una exquisita selección de exóticos platos fríos y calientes pensados para compartir.

Como chef ejecutivo, al frente de los fogones se encuentra Gian Franco Curzi, caraqueño de origen italiano que ha replicado en la capital española el mismo formato de cocina estructurada en cuatro zonas o estaciones de elaboración del resto de locales de la compañía. De la estación Pantry llegan los ‘tartares’, ceviches, ensaladas, ‘carpaccios’ y otros platos fríos y salsas de gran elaboración. En el área de Sushi, el ‘sushi master’ Gregori Rondón prepara de forma artesanal y creativa platos como ‘makis’, ‘sashimis’, ‘nigiris’ y otras propuestas de la gastronomía nipona fusionada con cocinas diversas del mundo occidental. Por su parte, la barbacoa japonesa Robata es la gran protagonista de la zona de ‘grill’ en la que, por sus altas temperaturas, se elaboran rápidamente a la parrilla diferentes cortes de carnes, pescados y verduras con calor indirecto a base de carbón. En la línea caliente es donde se trabajan todos los platos al ‘wok’, salteados, a la plancha y frituras, además de diferentes tipos de arroces, ‘risotti’ y sopas.

El local, presidido por una gran barra en la entrada, es una secuencia de espacios generados por la estructura inicial de los bajos de un edificio histórico. El proyecto de arquitectura e interiorismo lleva la firma del estudio con sede en Miami CGA Arquitectos, que ha conservado los elementos estructurales originales como el ladrillo de obra vista de las paredes y bóveda, cables telefónicos y tuberías antiguas.

Leer el artículo completo en la revista