Licor de almendras italiano Malavita Social Club en el portfolio de Grupo Varma

Encerrando una interesante historia, este licor de almendras italiano abraza la tradición y la modernidad más chispeante, reinterpreta su categoría y propone un atractivo modo de consumo

Grupo Varma, trae al mercado español Malavita Social Club, una nueva reinterpretación del licor de almendras italiano, con una fórmula clásica y 100% artesanal, pero con una esencia más moderna, inconformista y un toque canalla. Esta adquisición es un ejemplo más de la apuesta de la compañía por la innovación y por satisfacer las demandas de los consumidores.

En palabras del director general de Grupo Varma, Carlos Peralta, “la incorporación de Malavita a nuestro portafolio supone un paso hacia adelante en la apuesta de Varma por desarrollar productos con un claro foco en el consumidor. Descubrir esta historia y traerla a España es una apuesta clara por la innovación y una nueva generación de destilados. Creemos firmemente que Malavita Social Club conectará con el público español gracias a su notas dulces y su refrescante perfect serve”.

Este nuevo licor, procedente de la ciudad italiana de Bérgamo, entrelaza la clandestinidad, la música y las casualidades afortunadas de la vida, todo ello arropado por una bonita leyenda que merece ser contada.

Como detalla la compañía, cuenta una leyenda urbana que en la ‘Città Bassa’ de Bérgamo, en el epicentro de la vanguardia y la cultura más ‘underground’, un grupo de amigos soñaban con trascender a la historia más reciente por sus habilidades musicales. Los Malavita Social Club ensayaban en un destartalado garaje donde, casi por casualidad, encontraron una receta ancestral de un licor hecho a base de almendras. En la ciudad comenzaron a ser conocidos y sus conciertos eran cada vez más populares, a los que la gente acudía no tanto por la música, sino por probar ese licor del que todo el mundo empezaba a hablar.

La clandestinidad en la que nace Malavita unida a la baja producción hizo que, desde sus inicios, sólo unos pocos pudieran acceder a probarlo surgiendo así una especie de ‘Social Club’. Este rasgo de su personalidad se ha mantenido hasta hoy y Malavita se presenta al mundo usando este calificativo.

Los Malavita degustaban este licor sólo o con hielo, para disfrutar de todos los matices de almendras y el caramelo, pero su versatilidad le hace que pueda tomarse combinado con diferentes‘mixers’, aunque con refresco de lima-limón alcanza su máxima expresión, aderezado con un ‘twist’ de lima que realza todos sus sabores y matices.

Un licor que no dejará indiferente a nadie y que viste tonos cobrizos y ambarinos, mostrando intensas notas de almendra amarga, seguidos de delicadas notas de caramelo, en nariz. Sensaciones que se confirman también en el paladar, donde el ‘amaretto’ evoluciona en dulzura y expresa aromas de mazapán, dando como resultado un sabor intenso e inconfundible.

Dado su recién aterrizaje en nuestro país, por el momento se puede degustar en una selección de locales de hostelería de todo el territorio.