A través de la iniciativa ADN Local, Makro ofrece productos de proximidad apostando por pequeños y medianos proveedores locales de diferentes zonas de España. La compañía demuestra de este modo su implicación en la dinamización de la economía local y en la generación de empleo

Makro ha puesto en marcha ADN Local, una iniciativa que tiene como objetivo ofrecer productos de proximidad apostando por pequeños y medianos proveedores locales. Este proyecto se enmarca dentro de la estrategia de la compañía por garantizar una gastronomía 100% sostenible
y respetuosa con el entorno.
A través de ADN Local, Makro pone a disposición de los hosteleros más de 9.000 referencias de alimentación, perecedero, pescados, frutas y verduras procedentes de más de 1.000 productores locales, estimándose una facturación de 85 millones de euros a finales de año.
La iniciativa se asienta sobre tres pilares fundamentales: los productores locales, el producto y el territorio. Gracias a ADN Local, se visibiliza el esfuerzo y trabajo diario de los productores locales, se apuesta por productos km.0, procedentes de un radio no mayor a 150 km, y finalmente se pone en valor el territorio y el origen de los productos, todo ello asegurando la adaptación de los productos y servicios a las necesidades de cada negocio desde la cercanía, la autenticidad y el localismo.
El objetivo es doble: por una parte, Makro pretende visibilizar la labor de los productores locales, con el consecuente beneficio para las economías locales, quienes dinamizan su actividad y crean empleo en cada una de las 15 Comunidades Autónomas en las que la compañía opera. Por otra parte, tiene importantes efectos en términos medioambientales, ya que al apostar por productos de proximidad se reducen las emisiones de gases efecto invernadero durante el transporte, el desperdicio y la generación de residuos.
ADN Local se enmarca dentro de la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa desarrollada por Makro, que tiene como objetivo contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Leer el artículo completo en la revista