El sector del equipamiento industrial para hostelería y restauración en general ha bajado un 40% su facturación por la pandemia. En materia de equipos de cocción y referente a los hornos en este caso, apuesta por nuevos hornos con mayor ahorro energético y donde las nuevas tecnologías ayuden a optimizar los recursos de los profesionales de Horeca

Los hornos son uno de los equipamientos básicos para muchos restaurantes y hoteles que basan su oferta gastronómica en asados, ‘pizzas’, platos a la brasa, ahumados… Por eso, los fabricantes de estos equipamientos, que han sufrido las consecuencias de las restricciones como sus clientes del sector Horeca, preparan un verano cargado de novedades y, sobre todo, de aparatos que cumplan con las exigencias de los restauradores en uno de los momentos más delicados para estos negocios.

Digitalización, nuevos servicios de diversificación como el ‘delivery’ pero sobre todo el ahorro energético son palabras que surgen en cada charla con un profesional de la hostelería y la restauración a la hora de ver qué le pide a su equipamiento.

Y es ahí donde se centran, básicamente, los productores de maquinaria que, como bien recuerda la Federación Española de Asociaciones de Fabricantes de Maquinaria para Hostelería, Colectividades e Industrias Afines (Felac), han sufrido tanto las consecuencias de los confinamientos como los propios locales, por lo que han pedido incluso ayudas directas dentro de las medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la Covid-19.

“La industria de equipamiento para hostelería, como proveedora de los establecimientos de restauración y hoteleros, forma parte de la cadena de valor de la hostelería y el turismo. Lamentablemente, a pesar de ello, esta industria no está siendo considerada por el Gobierno de España como un sector afectado por la pandemia”, manifiesta Rafael Olmos, presidente de Felac.

Leer el artículo completo en la revista