Rafa Soler es el único chef de Calpe que cuenta con una estrella Michelin de la que disfrutan todos los clientes que llegan al restaurante Audrey’s del hotel AR Diamante Beach. Ahora estrena carta con tres menús y la misma calidad, en un homenaje a la tradición culinaria de la Comunidad Valenciana.

Rafa Soler puede darle la vuelta a todo para ponerlo al derecho o para ponerlo al revés. Pero caigan como caigan los platos en la carta siempre hay dos puntos en los que se sostienen: todo lo que hace huele a estrella Michelin y su respeto por la materia prima que le han valido ser el primer y único estrella Michelin de Calpe.

Lo suyo con la cocina es una cosa de toda la vida. Creció entre fogones y ha pasado por las manos de grandes maestros nacionales e internacionales como Martin Berasategui, Fermín Puig o Joël Robuchon.

Quizá todas estas estancias le enseñaron que un cocinero para ser un gran chef tiene que tener una marca personal, algo que lo distinga, que se huela su sello en todo lo que hace o lo que propone, sin dejar de crear.

Por eso, el que fuera Mejor Cocinero Revelación de Levante en 2011 y estrella Michelin desde 2017 se ha propuesto revolucionar la carta del restaurante Audrey’s, situado en el hotel AR Diamante Beach de Calpe, pero manteniendo bien definidos los términos que hacen que cada plato sepan a Soler.

Si le preguntas a Rafa Soler cómo define su cocina, en sus palabras aparecerían términos como tradición gastronómica, Mediterráneo y comida valenciana. A partir de ahí, las mezclas son un sueño para el que las prueba: “Es la evolución de la cocina valenciana sin perder la memoria gastronómica de nuestros antepasados y un homenaje a la despensa local -del mar, la huerta y la montaña- elevada a su máxima expresión”, asegura.

Leer el artículo completo en la revista