La taza illy creada por el arquitecto Matteo Thun es una fuente de inspiración para los mayores artistas internacionales. Las ‘illy art collection’ representan el placer de la degustación de un buen café y la unión de illycaffè con el arte contemporáneo

La búsqueda de la belleza ha sido y continúa siendo uno de los valores de la compañía illycaffè. Una belleza que ha sabido encontrar no sólo en el interior de la taza, lo que ha conseguido por su compromiso de ofrecer el mejor café del mundo a todo el mundo.

Tengamos en cuenta que illy es la marca de café más global del mundo y que produce un único ‘blend’ 100% Arabica, combinando nueve de las mejores calidades del mundo. De hecho, cada día se sirven más de siete millones de tazas de café illy en más de 140 países, en las mejores cafeterías, bares, restaurantes y hoteles, además de en oficinas y en hogares.

Una belleza interior que quiso sentirse también bonita por fuera. Y así ha sido. La taza illy está firmada por el arquitecto Matteo Thun, y respecta un riguroso informe de Ernesto Illy sobre el mantenimiento de la crema, la dispersión del calor y análisis de la caída del café.

Cuando la taza fue ideada, seguramente nadie imaginaba que se transformaría tantas veces en un lienzo en blanco, convirtiéndose en una fuente de inspiración para los más grandes artistas internacionales, siendo recreada por ellos.

De este modo nació la ‘illy Art Collection’. La más grande colección de objetos de arte cotidianos del mundo surgió en 1992 a partir de una idea de Francesco Illy, hermano de Andrea y Riccardo, y no fue otra que ¿por qué no unir al placer de la degustación aquel del arte contemporáneo?

Desde entonces, más de 100 de los artistas más importantes de mundo han creado una obra de arte partiendo de la taza illy. Desde Michelangelo Pistoletto a Marina Abramovic, de Sandro Chia a Julian Schnabel, de Robert Rauschenberg a Jeff Koons, de Joseph Kosuth a James Rosenquist, dando vida a un fenómeno de coleccionismo sin precedentes.

Además, desde el año 2006, a las tazas se han sumado los botes de café de autor, renovándose una vez más la alianza entre illycaffè y el mundo del arte.

La componente ética del valor que la compañía atribuye a la belleza es aún más evidente en un proyecto que la propia illycaffè ha promovido en colaboración con uno de los más prestigiosos fotógrafos como es Sebastião Salgado. Sebastião, nacido en Brasil, en la región del café Minas Gerais, y ejerciente en el pasado como economista en la Organización Internacional del Cafè, tenía una conexión especial con este producto y su colaboración con illycaffè se centra en un viaje fotográfico entre Brasil, India, Etiopia, Guatemala y Colombia a la búsqueda de las raíces de la cultura del café a través de antiguas prácticas de la cultivación, de la cosecha, del secado y de la selección.

Leer el artículo completo en la revista