Un punto de inspiración para crear, algo que es más fácil cuando ese enfoque es global y multidisciplinar, tal y como nos los cuenta el equipo Patxi Troitiño

Siguiendo con nuestra línea de aportar nuestra visión del mundo loco del Cocktail Bar en esta sección, desde el equipo Patxi Troitiño queremos dedicar, para la presente edición de junio, un artículo titulado “La vida con ojos de barman”.

Empecemos por el principio. Somos un equipo de ‘bartenders’ que principalmente nos une la pasión por lo que hacemos y eso nos lleva a ver la vida con ojos de barman como punto de inspiración.

Es mas fácil ser creativo cuando tu punto de inspiración es global y multidisciplinar. Muchos de nosotros nos encerramos en un solo mundo ya sea de barra, sala, cocina, etc. Pero si abrimos la mente al resto de profesiones, nos surge un estallido en la cabeza que nos hace mucho mas abiertos y creativos. Si a eso le añadimos el hecho de que para nuestro mundo casi no se crea material de trabajo propio para ‘bartender’, esto hace que casi sea obligado mirar a nuestros vecinos sean o no del mundo de la gastronomía.

En la carrera de todo ‘bartender’ hay un momento precioso en el que se decide dar un salto al vacío y empezar a crear las propias fórmulas. Es entonces, donde nos hace falta un plus de imaginación, de osadía, del por qué no.

Para nosotros la creatividad es destilar información. Consideramos algo muy fácil el ser creativos, si se tiene información; y, si somos honestos, hoy en día, tenemos información a toneladas. Pero, creativos fueron aquellos locos ‘bartenders’ que sin información, sin Internet, sin mayor formación que la escuela que dan las horas de barra, se lanzaban sin paracaídas a crear cosas nuevas. Muchas de ellas las usamos después de más de 100 años. A ellos vaya nuestro máximo respeto, ya que desde nuestra generación aún no hemos dejado cócteles en herencia para las siguientes generaciones.

Leer el artículo completo en la revista