El consumo de tónicas sigue estable en el sector Horeca pese a que el mercado de las bebidas refrescantes ha bajado en ventas en los últimos años. La razón principal de que se mantenga sigue siendo la coctelería

Las bebidas refrescantes no están pasando por una buena década en ventas, según las cifras de consumo. Sin embargo, la tónica se mantiene en unos niveles parecidos en distribución respecto a otros años e incluso en 2018 ha crecido en algunas de sus variantes, como la versión ‘Premium’ y las ‘lights’, gracias, sobre todo, al negocio de la coctelería y a la aparición de cada vez más mezclas que juegan con sus burbujas en la presentación de nuevos tragos.

En concreto, según los datos facilitados por la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra), la tónica lleva más de un década registrando un aumento anual en sus ventas, incluso durante los años en los que España sufrió la crisis económica, evitando la tendencia a la baja de otro tipo de refrescos que han ido cayendo en distribución sobre todo en el sector de la hostelería y la restauración.

Las ventas en unidades de esta bebida facilitadas por la consultora Nielsen establecen que, siguiendo el TAM a febrero de 2019 en el sector de los refrescos, sólo la tónica, las energéticas y los cafés preparados para llevar han subido respecto al año pasado.

Incluso los refrescos de cola, que son los reyes de las peticiones en hostelería y restauración y distribuyen más de un millón de unidades al mes, según este índice, bajaron en su distribución este mes de febrero respecto al mismo periodo del año anterior, en casi 35.000 unidades menos mensuales.

Jaime Lecuona, consultor de Nielsen, también establece que en lo que sí ha subido el sector del refresco  en general es el valor dado a las ventas puesto que los precios se han visto modificados al alza. En este apartado, hasta la cola ha visto cómo su facturación se incrementaba. En el caso de la tónica, el valor de las ventas creció hasta un 0,43% respecto al mismo periodo de 2018.

Aún así, Anfabra reconoce, como hemos avanzado antes, que la tónica todavía no cuenta con posiciones de liderazgo en el sector del refresco respecto a las bebidas de cola y cítricos, ya que sólo supone un 5% del total de bebidas refrescantes que se consumen en España.

Y eso que los productores han tratado de adaptarse a las nuevas necesidades del mercado que han ido surgiendo lanzando nuevos sabores o variedades. 

“El sector de bebidas refrescantes se caracteriza por la variedad de productos, en general, en sus distintas categorías. Es la respuesta del sector a las demandas de los consumidores, que cada vez optan más por elegir uno u otro producto en función del momento de consumo o de las necesidades”, advierten desde la asociación.

Leer el artículo completo en la revista