The Big Reunion es la iniciativa de Diego Cabrera para juntar en Salmon Guru y Viva Madrid a las mejores coctelerías del continente americano. La primera edición ocupó un fin de semana febril en torno al cóctel, afianzó el impulso latino y del cóctel en español y tuvo su broche triunfal en los ‘50 Best Bars’ 

La ciudad de Madrid vivió la última semana de septiembre una explosión de locura en torno al bar de cócteles. El contexto era propicio: vivir primero la ‘Madrid Cocktail Week’ y cerrar con la ceremonia de ‘The World’s 50 Best Bars’ en Barcelona, por primera vez fuera de Londres. La atmósfera no podía estar más cargada de buenas vibraciones. Y ‘The Big Reunion’ tuvo mucho la culpa. 

Recordemos que esta revista se ha ido haciendo eco a lo largo del año del proyecto bautizado por Diego Cabrera como ‘The Reunion’. Esta vuelta de tuerca del concepto ‘guest bartending’ significaba acoger dos bares distintos de cualquier parte del mundo para juntarlos por una noche en Salmon Guru o Viva Madrid. Una iniciativa que empezó con Barro Negro (Atenas) y Frieni e Frizioni (Roma) y que consiguió traer a locales tan relevantes como Little Red Door (París), Wax On (Berlín) o Himkok (Oslo). Más un ‘pop up’ que un ‘guest’, ‘The Reunion’ servía de plataforma para dar a conocer propuestas de interés, estrechar lazos entre bares que muchas veces ni se conocían entre sí y, de paso, acercar Madrid a la coctelería global.  

No podía quedarse ahí. Aprovechando el ritmo de esa semana frenética en Madrid y como antesala de los ‘50 Best Bars’, Diego y su equipo organizaron ‘The Big Reunion’. En este caso, trayendo a 8 bares del continente americano con el fin de expandir el cóctel en español. “Soñamos con esto”, reconocía Cabrera antes del evento. “Lo venimos organizando desde que iniciamos las reuniones. Recibir a tantos bares y a tantos amigos al mismo tiempo y en el mismo lugar supone un punto de inflexión. La Gran Reunión es básicamente un sueño cumplido”.

La plantilla que dio forma a la primera edición de ‘The Big Reunion’ estuvo formada por Florería Atlántico (Buenos Aires), con Tato Giovannoni como líder supremo, Alquímico (Cartagena de Indias), con Jean Trihn al frente, Carnaval (Lima), con Aarón Díaz, Hanky Panky (Ciudad de México), con Walter Meyenberg, Cochinchina (Buenos Aires), con Inés de los Santos, El Barón Café (Cartagena de Indias), con Juan Díaz, Chintonería (Buenos Aires), con Pablo Pignatta, y Employees Only (Nueva York), con Frank Kurt, de origen guatemalteco. ¿Una especie de ‘dream team’ de la coctelería latina? 

Leer el artículo completo en la revista