Las ventas de este equipamiento siguen subiendo en 2018 mientras que cada vez hay más empresas especializadas en un tipo de horno concreto que van desde los brasas, para ‘pizzas’ o al vapor

Hace mucho que el horno ha dejado de ser un equipamiento sin más para convertirse en un elemento único y especializado en el que los responsables de los locales de hostelería y restauración buscan acciones específicas en función de las características de sus menús.

“El horno se ha adaptado a las demandas cambiantes de estos últimos años y se ha convertido en el equipamiento estrella de las cocinas ya que los nuevos modelos permiten realizar prácticamente cualquier tipo de cocción. Con un buen horno, incluso podríamos prescindir de electrodomésticos que hace unos años los consideraríamos imprescindibles en cualquier cocina profesional”, explican desde la compañía Eurofred. 

De hecho, según los datos de venta de la Federación Española de Asociaciones de Fabricantes de Maquinaria para Hostelería (Felac), el año pasado, este sector cerró con una tendencia al alza gracias al buen avance de la hostelería y restauración pero también a la innovación que están viviendo estas empresas.

“A falta de los datos de facturación del conjunto de las empresas integradas en este colectivo correspondientes al año pasado, las cifras provisionales apuntan a que, en el ejercicio 2018, ha continuado la tendencia de crecimiento que viene experimentando la industria de equipamiento en los últimos años”, asegura Rafael Olmos, presidente de la asociación.

La empresa Salva Industrial, advierte de que en la elección de este equipo influye no sólo lo que se busca sino dónde se va a ubicar: “En cocina predominan los hornos mixtos de convección o de vapor con programaciones por fases y con posibilidad de cocción en diferido y siempre con autolavado. Sin embargo en la zona de barra, la tendencia clara son los hornos ultrarápidos que combinan la cocción de microondas y convección”. Por eso, esta empresa ha apostado por su horno Atollspeed, que se completa con equipos más pequeños para integrarse perfectamente en el espacio más copado del local.

De hecho, en FM Industrial explican que cada vez reciben más encargos para “equipar cocinas de espacios reducidos, con unos equipos de cocción compactos y que tengan unas prestaciones iguales a los equipos de tamaño convencional”.

En general, la mayoría de los clientes apuestan por hornos mixtos y los ultrarápidos. Pero sobre todo, hornos que cocinen varios platos a la vez: “En cocina lo más demandado son programaciones con posibilidad de fases diferentes y hornos que no mezclen sabores y siempre con autolimpieza”, aclaran desde Salva Industrial.

“Los hornos de brasa Josper permiten cocinar carne, pescado, verduras o marisco a la vez teniendo en cuenta, únicamente, la posición del producto dentro del equipo para evitar el contacto. Ni aromas ni sabores se mezclan al mover el humo de forma vertical desde el tiro inferior hacia el tiro de salida superior”, aclara esta empresa.

 

 

Leer el artículo completo en la revista