El QR, las cartas digitales, plataformas de venta ‘online’, pagos con el móvil… la crisis de la Covid-19 ha obligado a muchos negocios a subirse al tren de las nuevas tecnologías para poder seguir abiertos. Más de un año y medio después, la digitalización sigue creciendo

La mayoría de los negocios del sector de la hostelería y la restauración ha encontrado en las nuevas tecnologías su bote salvavidas para adaptarse más fácilmente a las medidas sanitarias que imponía la pandemia e incluso para crear modelos alternativos de negocio que mantuvieran sus puestos de trabajo en activo durante los peores momentos.

Cartas digitales, QR, pagos sin contacto físico, reservas ‘online’, compras digitales, plataformas para distribuir las mesas con las restricciones para optimizar mejor el espacio, entradas y salidas del hotel casi sin contacto directo con nadie… son algunas de las situaciones del futuro que se han convertido en un presente más que habitual desde que empezó la pandemia.

Aun así, algunos especialistas destacan que un 35% de los profesionales aún no ha puesto en marcha estas innovaciones y que un 14% de los hoteleros duda todavía de sus beneficios. No es un porcentaje muy alto pero Hostelería de España, y otras cuatro empresas de las principales proveedoras del sector (Coca-Cola, Mahou San Miguel, Pernod Ricard España y Makro), siguen trabajando a través de la plataforma ConectadHOS para crear locales completamente digitalizados.

Esta nueva herramienta se ha convertido en una puerta para que todos los hosteleros y restauradores se suban directamente a un tren que ya es más del presente que del futuro, teniendo claro qué significa la digitalización para ellos y para qué es necesaria.

Uno de sus primeros trabajos ha sido realizar la mayor radiografía de cuál es el nivel de digitalización del sector con más de 2.000 participantes de todas las regiones de España y de todas las tipologías de negocio.

Este análisis destaca que más de un 60% de los profesionales de Horeca invierte, al menos, un 1% de su facturación en herramientas o iniciativas para digitalizar sus negocios. Los resultados muestran que el principal motivo para engancharse a la innovación es, precisamente, reactivar la demanda dentro de sus negocios.

De hecho, el 55% de los profesionales encuestados explica que “reinventarse en su forma de captar nueva clientela” les ha llevado a apostar por estos servicios, mientras que para casi la mitad de los encuestados, concretamente el 49%, el motivo ha sido ofrecer una mayor comodidad a los usuarios.

Desde ConectadHOS advierten de que no todos los tipos de locales dentro de Horeca están en el mismo nivel de digitalización ni cuentan con la misma formación e información sobre nuevas tecnologías. Los llamados “hosteleros independientes” y la restauración en general considera que la “digitalización” es “estar a la última en tecnología”, mientras que para las grandes cadenas, los grupos de restauración y los hoteles y alojamientos, la inversión que realizan en estos cambios está relacionada directamente con “ahorrar en costes para ser más eficientes y automatizar las tareas del día a día”.

De hecho, menos de la mitad de los hosteleros se conforma simplemente con que la digitalización aumente las ventas a través de nuevas herramientas u ofrezca experiencias innovadoras en el mundo ‘online’, pero el 24% desconoce qué iniciativas pueden utilizar para conseguir más objetivos.

Leer el artículo completo en la revista