La Barra de Carles Abellán se traslada al hotel W Barcelona. El nuevo espacio ha permitido la prolongación de la barra, con aforo para 40 comensales, y la inclusión en su seno de dos ‘robatas’, una zona de coctelería, otra de pastelería y un cuarto frío. La carta es la misma, sólo modificada por temporada y producto

Tras dos meses de reformas y ampliación, Carles Abellán abre La Barra en el hotel W Barcelona, en el Paseo de la Barceloneta. El pasado 27 de mayo el chef y su hijo Tomás, ambos al frente del local, presentaron el nuevo espacio a amigos, clientes, chefs y prensa.

El cambio llega con mejoras y aumento de la capacidad, gracias a la suma de mesas adyacentes, elevando el aforo del local hasta 90 comensales. Entre otras mejoras, se cuenta con la prolongación de la barra, donde caben 40 comensales (antes cabían 32), y la inclusión en su seno de dos parrillas japonesas, una zona de coctelería, otra de pastelería y un cuarto frío.

La nueva Barra de Carles Abellán prosigue su camino con la misma carta gastronómica, sólo modificada por temporada y producto. Una carta creada por padre e hijo e implantada, como hasta ahora, por Jaime Tejedor, que sigue como jefe de cocina.

La bodega, a cargo de Adrián Martín y Ximena Arce, también gana espacio y capacidad, ascendiendo el número de referencias hasta las 700 y permitiendo la incorporación de la bodega personal de Carles Abellán, que la antigua localización de La Barra no podía albergar.

La Barra de Carles Abellán sumará a la oferta gastronómica de W Barcelona un restaurante de estrella Michelin con alta cocina marinera y un producto inmejorable en un amplio local dotado de terraza privada donde clientes, huéspedes y público local podrán disfrutar, además, de las vistas sobre el ‘skyline’ de Barcelona y el Mar Mediterráneo.

Leer el artículo completo en la revista