Los chefs Mario Sandoval y José Carlos Fuentes, ambos con estrellas Michelin en su palmarés, elaboran para el restaurante el Jardín de Orfila del madrileño Hotel Orfila un menú a cuatro manos que ensalza los sabores de la estación en la que nos encontramos

Tradición, innovación y sabores del otoño, son estos los tres elementos del Menú Especial elaborado a cuatro manos por los chefs estrellados Mario Sandoval y José Carlos Fuentes que el restaurante El Jardín de Orfila del Hotel Orfila en Madrid ofrecerá a sus clientes hasta el 24 de noviembre, con el fin de acercar la alta gastronomía a todos los paladares. 

Sandoval, del restaurante Coque, y chef ejecutivo del Hotel Orfila, se ha afirmado en estos años como una de las voces más destacadas de la alta cocina; dos estrellas Michelín, tres Soles Repsol, Premio Nacional de Gastronomía 2013 y presidente de Facyre, Sandoval juega con la tradición y la vanguardia creando un equilibrio único entre los ingredientes elegidos. El encuentro con Fuentes, chef del hotel Relais Châteaux Valdepalacios, galardonado con una estrella Michelín, dos Soles Repsol y Premio Cocinero del Año 2010, por su capacidad de elaborar una alta gastronomía sustancial que saca el máximo provecho a los sabores de la tierra, ha dado origen a un Menú Exclusivo de variadas recetas pensadas a partir de las sugerencias de la estación que lleva a las mesas una de las despensas más variadas del año.

Las setas encuentran el sabor de la sepia en el plato ‘Txoco’ encebollado en su tinta con crujiente de quínoa y angulas, mientras que el sabor de la Papada de cerdo se enriquece con el pimiento de piquillo asado y la trufa de Aragón. El menú especial ofrece también la posibilidad de degustar el ‘Tartar de gamba roja con alioli de tinta’ y el ‘Lomo de corzo marinado con jugo fermentado de piña, cebollitas encurtidas y hojas ácidas’. Entre los postres no podían faltar las manzanas, elaboradas en un sorbete a la sidra, o las almendras en un Gâteau con crema de tomillo y helado de queso.

La elegancia del jardín, del bar al estilo inglés y de la sala de té de atmósfera decimonónica del Hotel -único en Madrid perteneciente a la exclusiva familia de Relais Châteaux- se convierten en el escenario de una experiencia irrepetible para todos lo clientes que quieran disfrutar de unas de las mejores ofertas gastronómicas de la ciudad.

Leer el artículo completo en la revista