Un vino elaborado con las variedades blancas autóctonas de la D.O.Ca. Rioja: Viura, Malvasía, Garnacha Blanca, Tempranillo Blanco, Maturana Blanca y Turruntés, esta última de escasa producción

Bodegas Izadi apostó hace unos años por los vinos blancos en la D.O.Ca.Rioja. El trayecto no fue fácil debido a la dificultad para encontrar ciertas variedades muy poco cultivadas. Este esfuerzo por localizar y recuperar las variedades tradicionales de Rioja les ha permitido adentrarse en un mundo poco explorado pero enriquecedor.

Hoy, la bodega presenta Izadi 2020, el único vino blanco riojano que incluye las seis variedades autóctonas, alguna de ellas de exigua producción como la Turruntés, siendo el resto Viura, Malvasía, Garnacha Blanca, Tempranillo Blanco y Maturana Blanca. Este ensamblaje de diferentes tipos de uva ha dado como resultado un blanco complejo, untuoso pero con frescura. De hecho, para este vino se ha experimentado con diferentes métodos de elaboración, tipos de uva y envejecimientos hasta dar con un concepto multivarietal, sólido y netamente riojano. “Rioja tiene gran riqueza varietal. Son variedades únicas, difíciles de encontrar y poco utilizadas, pero una vez que consigues comprenderlas dan pie a elaborar grandes vinos blancos, sobre todo de guarda”, afirma el enólogo de la bodega, Roberto Vicente.

En Izadi 2020, toda la uva se ha vendimiado a mano y se ha elaborado en una zona específica de la bodega que Izadi construyó exclusivamente para sus vinos blancos. Allí, donde dispone de pequeños depósitos de fermentación así como de otros continentes más versátiles (fudres, huevos de hormigón…), es donde este blanco completó una maduración de 6 meses en barrica.

Leer el artículo completo en la revista