Foto: Manuel Vegas, Presidente de la Asociación Española de Directores de Hotel

Al habla con el Presidente de la Asociación Española de Directores de Hotel, Manuel Vegas, sobre cómo se preparan los hoteles para su reapertura al público. Se potencia el ‘room service’, el servicio al cliente pasa por una mayor personalización y la digitalización se impone como a la hora de realizar el ‘check in’ y el ‘check out’ o en el sistema de pagos  

El tejido hotelero en España, en su conjunto, tampoco vive en los “mundos de yupi” a pesar de su fortaleza. La dura realidad que está generando la pandemia causada por el COVID-19 golpea sin piedad cualquier sector y sin límites fronterizos, además nuestro país, tan atractivo para millones de turistas de todos los rincones del planeta, siente más aún el daño por la caída tan drástica del turismo en esta anualidad, dejando grandes secuelas en nuestra economía. 

“Si hablamos del sector hotelero en general incluyendo además de los hoteles, los hostales, paradores, apartahoteles…, como determina la legislación, contamos con 14.818 establecimientos hoteleros en todo el territorio nacional. Este sector genera más de 3.000.000 millones de empleos directos e indirectos. Además hay que tener en cuenta que a un hotel le rodea una gran cantidad de industria y si la sumamos con la hotelera, nos vamos al 30% del PIB”, afirma Manuel Vegas, Presidente de la Asociación Española de Directores de Hotel (AEDH), con quien hemos tenido el placer de conversar. 

A  ese gran peso en la economía española, hay que añadir el alto valor competitivo de nuestros establecimientos hoteleros. “Si nos comparamos con el resto del mundo, no tenemos que envidiar a nadie. España, como modelo turístico y hotelero, es el espejo de muchos países. De hecho, muchos países se fijan en la industria hotelera y turística española como un ejemplo y somos un caso de éxito. Te doy un dato: Tenemos una bolsa de trabajo dentro de la asociación y tenemos cadenas hoteleras internacionales que nos piden directores españoles para trabajar en sus destinos internacionales, porque consideran que el director español lleva el turismo más en vena, lo vive más. España vive mucho del turismo y ama el turismo. Además, tenemos otra forma de relacionarnos con los clientes, somos más comunicativos y creativos”. 

Ante la situación que vivimos debido a la actual crisis sanitaria, causante del cierre de los establecimientos hoteleros por el estado de alarma, ¿cómo se están preparando los hoteles en España para su reapertura? ¿Qué medidas se están adoptando? 

“Realmente, estamos adoptando medidas de nuestra propia cosecha, porque tampoco tenemos información. Empezamos con que no hay test sanitarios para todo el mundo. Desde la asociación estamos generando una “Guía de Buenas Prácticas” relativa a lo que hay que hacer antes de abrir el hotel y después de la apertura. 

No obstante, hay que decir que la limpieza en todos los hoteles de cualquier categoría es extrema en toda la estructura, en habitaciones, cocina, etc. Pero, ahora, ese estándar de limpieza hay que reforzarlo para combatir a este virus y tenemos que promover que cuando abramos los establecimientos no contaminemos a nuestros trabajadores, nuestro capital, así como a los clientes. 

Ahora tenemos que determinar qué protocolos de limpieza se deben hacer, si protegemos los mandos de los ascensores para que no se toquen directamente, al igual que con los interruptores de la luz, etc. También hay que pensar en proporcionar dentro de los detalles de bienvenida cuando el cliente llega al hotel, el poner a su disposición guantes, mascarillas…; además, tendremos que respetar las distancias, limitar los aforos en el restaurante, en los desayunos… Por ejemplo, el bufé no lo recomendamos, porque tendríamos que hacer vitrinas cerradas como si fuesen expositores parecidos a los de una panadería o pastelería y el personal tendría que dar el producto al cliente. Habrá que dar desayunos en las habitaciones, como hacíamos antes, el desayuno continental: café, zumos, pan, bollería, mantequilla y mermelada”. 

Leer el artículo completo en la revista