maquinas-hielo-hosteleria

Las máquinas de hielo se han hecho un hueco en la hostelería que demanda más tipos de hielo diferentes para dar servicio a las nuevas exigencias, pero siempre con una conciencia ecológica que favorezca el Medio Ambiente

La venta de máquinas de hielo en el sector de la hostelería y la restauración es cada vez menos estacional. Aunque de mayo a agosto, la demanda de estos aparatos se dispara en España, las empresas especializadas reconocen que los nuevos hábitos de consumo han hecho que bares, restaurantes y hoteles apuesten por disponer de un hueco en su barra para este tipo de servicios y así asegurarse no sólo de tener el hielo siempre a punto, sino contar con el cubito que desean para cada ocasión.

“Las ventajas de tener una de estas máquinas de hielo es, sobre todo, la disponibilidad del servicio, que no admite esperas ni incidencias que se puedan prolongar en el tiempo. Además, el cliente busca la fiabilidad tecnológica, facilidad en el manejo y estándares cada vez más exigentes de seguridad y sostenibilidad en este producto”, explican desde la empresa ITV-Ice Makers.

Pero los profesionales de la hostelería necesitan, sobre todo, un control sobre la calidad del producto final que van a utilizar en las consumiciones por lo que eligen máquinas eficientes, con un buen tratamiento del agua, además de nuevos diseños que permitan contar con la seguridad de que el hielo que meten en la bebida es bueno y, cada vez, más verde, más ecológico.

“La tendencia que se está imponiendo es hacer máquinas más compactas porque el espacio es un lujo y no todo el mundo tiene hueco pero en cuanto a prestaciones y sostenibilidad, es muy importante el cambio que se está produciendo respecto al uso de gases ecológicos en estos equipos”, aclaran desde la compañía Eurofred.

Concretamente, las empresas del sector están trabajando en el uso de gas propano R290, ya que tiene unas excelentes propiedades termodinámicas que permite el enfriamiento del agua con los máximos estándares ecológicos, algo exigido por los clientes pero también con la nueva normativa que se está aprobando para el sector.

Habiendo conseguido un hielo cada vez más verde, el punto más positivo que destacan los profesionales del sector Horeca respecto a estas máquinas es la amortización y el bajo coste de los equipamientos.

“Al tratarse de un producto con un coste de adquisición no elevado, la amortización de la máquina es muy rápida. Y el restaurador o el coctelero perciben esta amortización desde el primer momento”, explican en Eurofred.

Y el ahorro, en este caso, no es sólo económico. “Con una máquina propia, no se depende de retrasos o incidencias en el suministro del hielo. Una máquina para fabricar cubitos ahorra también espacio en el local, ya que hacen innecesarios los aparatosos arcones para guardar las bolsas de hielo”, recuerdan en ITV-Ice Makers.

Además, el propietario puede directamente vigilar las condiciones de higiene, la ausencia de residuos y el uso del agua durante todo el proceso de producción y almacenaje.

En los últimos años, las máquinas para hostelería se han ido adaptando a las necesidades de los locales y el diseño de los cubitos no ha sido una excepción. “Históricamente el hielo más demandado era el hielo en cubitos, pero actualmente con los nuevos negocios surgidos en la restauración organizada, están apareciendo nuevas necesidades y en consecuencia nuevas ofertas de diferentes tipos de hielo. Tanto en cuanto al tipo de negocio como al tipo de bebida, el cliente debe disponer de diferentes hielos”, explican desde la compañía Scotsman.

Eurofred destaca la diversificación del sector en el que crecen nuevas demandas como la del hielo ‘pilée’ o el triturado, que conviven junto con tendencias más específicas como los que trabajan con agua de mar a la hora de crear sus propios hielos.

“Sigue con fuerza el hielo de siempre, el macizo, pero cada día cobran más fuerza esos otros formatos”, aseguran.

Para ITV-Ice Makers, la variedad en la demanda de máquinas de hielo no sólo depende de la bebida que se ofrece sino también del tipo de local. “El bar generalista, el no especializado, busca sobre todo el precio, la rentabilidad inmediata. Los locales especializados y los restaurantes deben estudiar el tipo de hielo y cuidar más la calidad mientras que los hoteles, por su parte, necesitan compaginar una gran producción de hielo con la calidad de la pieza y también valoran enormemente el servicio ‘postventa’”.
En el sector de la hostelería, el hielo de mayor consumo sigue siendo el de 41/42 gramos macizo. Sin embargo, el auge de la coctelería ha hecho que crezca especialmente la demanda del llamado hielo ‘pilée’ y el triturado.

La moda de la coctelería ha hecho que se desarrollen máquinas específicas para estas satisfacer las necesidades de estas nuevas composiciones. Así, ITV-Ice Makers tiene a la gama Gala, diseñada para fabricar el cubito perfecto para bebidas Premium que tarda en derretirse lo justo para no ralentizar el enfriamiento.

Pero el rey entre las últimas novedades es el hielo ‘nugget’. Su principal característica es su forma, a medio camino entre el cubito y el hielo triturado, aunque con un troceado más regular. Este diseño ha hecho que sea duro en su interior y suave por fuera, y su uso se ha extendido incluso a nivel doméstico para enfriar zumos de frutas o yogures. Además, su fabricación requiere un reducido consumo de agua y electricidad, que lo están convirtiendo en una estrella para el sector.

También el tamaño de los equipos se ha modificado en función de las demandas que han aparecido de la mano de estos nuevos locales. “En Eurofred tenemos un fabricador específico para cada negocio. Las máquinas de hielo que comercializamos tienen producciones a partir de 20 kilos en adelante, son compactos, en algunos casos, y canalizados de dimensiones más grandes”, advierten.

La moda y el diseño también llega a este mercado. En su caso, la tendencia es a combinar durabilidad y buen gusto. Por eso, en cuanto a materiales se refiere, muchos de los acabados en las máquinas de hielo de última generación han optado por el acero inoxidable que da más garantías de durabilidad, a la vez que se integra estéticamente en el diseño de la mayoría de las barras de los locales.

Algunos representantes del mercado

ITV-Ice Makers
La empresa ITV-Ice Makers fue creada en 1981 con el objetivo de convertirse en un referente en el sector industrial de la hostelería. Sus últimas producciones han apostado por máquinas de hielo basadas en la última tecnología, un diseño impecable y la mejor relación calidad-precio, según la compañía.

Sus responsables destacan no sólo la fabricación de estas máquinas sino también el servicio ‘postventa’, ya que ofrecen piezas de repuesto y atienden cualquier tipo de consultas y dudas de sus clientes.

Una de las características de la compañía ha sido el carácter diversificador y la internacionalización que le ha permitido establecerse como marca de renombre fuera de nuestro país.

ITV-Ice Makers quiere que su tecnología sea limpia, eficiente y segura por lo que siguen una política de desarrollo sostenible en los diseños y en la producción. Para la compañía no es fácil resaltar un producto dentro de su catálogo pero aseguran que uno de los aspectos que más les caracteriza es el uso de alta tecnología en la gama Delta, para lo que han instalado un sistema de ducha elástica que evita los depósitos de cal.
Entre las novedades con las que cuenta dentro del proceso de producción, está la introducción de los mayores estándares medioambientales del mercado, que marcan la normativa, y el uso del gas propano. Gracias a su bajo impacto ambiental y a sus excelentes propiedades termodinámicas, el propano o R290 es uno de los elementos de los que vamos a oír hablar en la composición de las nuevas máquinas refrigerantes.

Dentro de los productos, la compañía destaca la gama Slim, que integra la máquina Spika, el almacenaje Silos y el dispensador Sirion y que resulta su solución más rentable y estética para producir, almacenar y servir a demanda grandes cantidades de hielo.

Silos resulta una buena solución cuando se necesita mucho volumen de producción y evita problemas de espacio, ahorra trabajo y dinero y garantiza un abundante ‘stock’. Por su parte, el dispensador permite disponer de hielo en cualquier momento de dado y medio dado, y su carcasa de acero inoxidable le proporciona una estética adecuada para los lugares donde más se requiere este servicio: hoteles, ‘resorts’, centros de ocio…

Todas estas alternativas han provocado que ITV-Ice Makers haya realizado un esfuerzo por cubrir todos los tipos de hielo que el mercado le exige. El 90% de la hostelería apuesta por el cubito de la gama Delta, que mantiene la bebida más tiempo sin aguarse, pero la compañía también cuenta con la Super Star, para cubitos de gran tamaño, y la Spika perfecta para locales de ‘fast food’ puesto que enfría muy rápidamente la bebida.

EUROFRED
En 1966, Eurofred comenzó su actividad en el sector de la refrigeración y ha ido consolidando su posición tanto en España como en Europa, exportando ya a algunos países de fuera de la UE.
Los responsables de la compañía destacan como uno de sus valores principales la aplicación de la alta tecnología y que son muy respetuosos con el Medio Ambiente. En sus instalaciones se encuentran, además, desde la producción de equipamientos más pequeños hasta los más grandes.

La compañía destaca como uno de sus puntos fuertes el servicio integral que ofrecen a sus clientes, ya que un restaurador no tiene que llamar a varios proveedores para montar su negocio sino que con una sola llamada puede encontrar todo el equipamiento que desee, según explica la empresa.
Como en todo el sector de la refrigeración, las principales novedades para esta temporada se reflejan en la eficiencia de las máquinas y en el especial trabajo que han realizado sus profesionales con el uso de gases ecológicos.

Eurofred ofrece en sus equipos gases menos agresivos con la capa de ozono para respetar y cuidar el Medio Ambiente. En este sentido, la línea de fabricadores de Eurofred se ha realizado con gases ecológicos como el R290.

El hielo más vendido en el sector de la hostelería, según la compañía, es el 41 macizo, por lo que ese tipo de máquinas son el producto estrella de la compañía. Sin embargo, lo que sí ha cambiado es la demanda de tamaños. Por eso, se ha apostado por fabricadores de producciones pequeñas de entre 20 y 60 kilos al día.

Según explican desde Eurofred, las nuevas tendencias hacen que la compra del cliente derive hacia un modelo de hielo u otro en función de sus propias necesidades por lo que la innovación en la que basan cualquier producto que sacan al mercado es la eficiencia de la máquina.

SCOTSMAN
Esta empresa lleva más de 50 años trabajando en el sector de las máquinas de hielo y el enfriamiento, aunque Scotsman España comenzó su andadura en julio de 2009 como filial del fabricante Scotsman Ice.

La marca ha estado más de medio siglo trabajando en España con distintos acuerdos de distribución, pero su asentamiento definitivo fue la creación de la filial española.

Sus instalaciones han sido preparadas para ofrecer los mayores estándares de calidad tanto a nivel comercial como técnicamente hablando, gracias al personal altamente cualificado del que disponen.
Las tendencias de los nuevos equipos van ligadas directamente al desarrollo de la hostelería actual y a la eficiencia de de estos sobre todo gracias a la adaptación a los nuevos gases ecológicos y el logro de un menor consumo energético (agua y electricidad).

La compañía asegura que ofrece uno de los catálogos más variados en la fabricación de hielo y en los últimos tiempos ha realizado un importante esfuerzo y desarrollo especial en las máquinas de ‘selfservice’, es decir, aquellos equipos destinados a que el cliente se sirva directamente el hielo.
Estos aparatos están destinados fundamentalmente al sector de restaurantes de ‘fast food’, en continua expansión y deben cumplir con unos requisitos especiales en cuanto a higiene, fiabilidad y servicio que, según explican desde la empresa, Scotsman cumple.

Aunque este sector ha sido muy importante para la compañía, Scotsman también dispone de una gran variedad en aparatos diferente que van destinados a sectores como la hostelería tradicional o la industrial. Su norma es que en todos ellos se apueste por la calidad y el servicio.

WELBILT
Lo último del grupo Welbilt, que suministra las máquinas de hielo de Manitowoc Ice en España, es su nueva Indigo NXT, una apuesta por la simplicidad, la higiene, la eficiencia energética y la fiabilidad. Según explica la compañía, contiene una pantalla táctil de 2,8 pulgadas e interfaz de usuario easyTouch que proporciona una navegación fácil y rápida para configurar y programar la máquina de hielo para todas las aplicaciones. De esta forma, el cliente puede controlar el estado de la operación, instrucciones de limpieza paso a paso y acceder con un sólo ‘click’ a la información de todos los activos.

Además, Indigo NXT es muy fácil de mantener limpia gracias a su depósito de hielo D-bin, a la nueva y ergonómica pala NSF que evita que el pulgar y los nudillos tengan contacto con el hielo y a la nueva puerta con bisagras que se cierra automáticamente.

Welbilt también ha trabajado en la eficiencia energética incorporando el refrigerante R410A, que es ecológico y evita en un 48% el calentamiento global, respecto a modelos anteriores. Pero sobre todo, Manitowoc Ice advierte de que NXT es la máquina de hielo más fiable que ha fabricado con más de medio millón de horas de pruebas y gracias a la nueva metodología de fiabilidad y HALT.

Leer el artículo completo en la revista