Su carta combina las especialidades vasco-navarras tradicionales con elaboraciones más actuales basadas en la estacionalidad del mercado. Cuenta con un elegante y versátil espacio panelable en reservados de distintas dimensiones 

El asador de nueva generación, Guetaria Asador2.zero, ubicado en el número 8 de la calle Aviador Zorita, de Madrid, reabre sus puertas al público madrileño, ya que la Covid-19 le sorprendió cuando apenas había recorrido un pequeño trayecto de existencia, antes de tener que cerrar sus puertas en marzo debido al confinamiento decretado por el estado de alarma. Y, prácticamente es ahora cuando se pone en funcionamiento, con mejor aspecto y notables cambios.

El ambiente, cálido y elegante, invita al disfrute y a una intimidad propiciada por la estructura misma del espacio, divisible mediante paneles en salones privados de distintas medidas. La pureza de líneas en el mobiliario y la sutileza de la decoración transmiten una modernidad inusitada para un asador, y es que Guetaria es algo más que eso. Basada en el recetario tradicional y, en especial, en el vasco-navarro, su carta recoge también gustos más actuales. Así podemos encontrar desde cocochas de merluza al pil-pil o changurro a la donostiarra hasta un ‘carpaccio’ de carabineros con frutos secos y manzana o el ‘steak tartare’ de solomillo de vaca. Pero, aunque sea en versión 2.0, la esencia de un asador son las brasas, las carnes y pescados se asan el tiempo justo para alcanzar el cénit de sabor y jugosidad, haciendo que rapes y rodaballos compitan en aceptación contra chuletones y lomos de vaca vieja. En temporada, además, Guetaria Asador2.zero trae a sus mesas alcachofas y setas en otoño o frescas ensaladas en verano. Y en materia de postres, el restaurante apuesta fuerte con un obrador propio donde preparan tartas artesanas de queso, manzana o chocolate, torrijas que sirven caramelizadas con natillas o la emblemática Pantxineta vasca (hojaldre relleno de crema).

Guetaria Asador 2.zero nos ofrece en Madrid lo mejor de un asador con las ventajas de un restaurante de moda.

Leer el artículo completo en la revista