Zarracina, perteneciente al Grupo El Gaitero, lanza Glacia, una bebida isotónica que, mezclando en una novedosa y cuidada fórmula agua mineral de Asturias y sales minerales, ayuda a mejorar el rendimiento y a reponer fuerzas. En dos sabores, Citrus y Blue, estrena nuevo formato en lata

Glacia es la última propuesta de Zarracina, perteneciente al Grupo El Gaitero, y ya se ha convertido en una parte imprescindible de la equipación maestra de los más deportistas (y también de los que lo
son un poco menos).

Su nombre evoca un trago fresco, casi gélido, que calma la sed en mitad de una intensa jornada deportiva y ayuda a reponer fuerzas. Se presenta en dos sabores muy apetecibles: Citrus, con un chispeante toque cítrico, y Blue, más sutil y fresco, que ahora estrenan el formato en lata. Sus creadores han elegido este nuevo envase dentro del marco de su compromiso con la sostenibilidad, ya que en España se reciclan el 87% de las latas frente al 57% del PET y el 43% del ‘tetrabrick’. Además de ayudar al Medio Ambiente, se consigue un producto que enfría más rápido, que tiene una fecha de caducidad mayor y que, ya que no tiene ni oxígeno ni luz, se conserva mejor. La medida es de 330 ml, una monodosis que supone la cantidad de ingesta perfecta para un deportista.

Glacia se produce y envasa en Asturias y, al contrario que sucede con otras bebidas isotónicas, está elaborada con agua mineral, en este caso natural asturiana, aportando elementos fundamentales para que los músculos y huesos se mantengan en condiciones óptimas, como calcio, sodio, magnesio y potasio. La cuidada fórmula de Glacia también incluye hidratos de carbono, que hacen que los niveles de glucosa en sangre permanezcan estables, evitando la fatiga y optimizando el rendimiento físico.

Glacia se puede comprar a través
del email info@glacia.es y se recibe cómodamente en casa en bandejas
de 24 latas.

Leer el artículo completo en la revista