Fundada en 1988 en Credaro (Bérgamo) como evolución de Lochis Liquori e Sciroppi, General Fruit ha transformado por completo su actividad, pasando de la elaboración de licores a la de productos a base de frutas (jarabes, zumos concentrados y tés y bases para cócteles), zumo de limón 100%, ‘topping’ y preparados concentrados para refrescos. Además, la empresa ofrece una amplia gama de soluciones complementarias.

A pesar del momento nada sencillo que atraviesan y abordan sus canales de referencia,  como son la restauración, los hoteles y el servicio de alimentos en general, también en 2021 para la empresa, la resiliencia, la innovación y el desarrollo siguen siendo las palabras claves. Al fin y al cabo, es la filosofía de su presidente Giuseppe Lochis la que no deja lugar al pesimismo: “Los retos se ganan con pasión, dedicación, espíritu de sacrificio y capacidad de trabajo en equipo, pero también con la capacidad de transformar las derrotas en estímulos y en mejorar cada vez más”.

Ideas innovadoras alimentadas por estrategias precisas

Para llevar esta filosofía a la práctica, a pesar de las difíciles circunstancias que nos ha tocado vivir estos dos últimos años, la empresa no se conformó con la desconfianza fácil del momento, sino que se nutrió constantemente de nuevas ideas, bajo el lema del hashtag #GranFuturo, siguiendo tres estrategias precisas.

Primero: consolidar las relaciones con los clientes.

Segundo: observar y evaluar cuidadosamente el surgimiento de las nuevas tendencias, también y sobre todo a la luz de las nuevas formas de consumo determinadas por la pandemia (como ‘delivery’ y ‘take away’), y consecuentemente concebir y desarrollar productos innovadores con un alto contenido de servicio, alcanzando nuevos segmentos de mercado, también a través del ‘marketing’ digital.

Leer el artículo completo en la revista