Este nuevo vino tinto de carácter mediterráneo se ha ideado para satisfacer las necesidades y los gustos de los consumidores a través de un perfecto equilibrio entre fruta, frescura y personalidad

Freixenet incorpora el nuevo vino TintoSelección Especialde Freixenet a su Colección de Vinos Tranquilos un año después de su exitoso lanzamiento con un blanco y un rosado. La marca intensifica su apuesta por esta línea de negocio en el segmento de los vinos tranquilos y ha ideado este vino tinto buscando satisfacer las necesidades y los gustos de los consumidores. Así, bajo el lema “Una gran forma de tomarse el día”, este producto refleja el carácter de Freixenet en cada copa y refuerza el espíritu mediterráneo de la marca. Gracias a su versatilidad, es ideal para acompañar todos los momentos de celebración. Además, es un vino vegano y se ampara bajo la DO Catalunya.

Este tinto se elabora a partir de la mezcla de distintas variedades de uva: Garnacha, Syrah y Cabarnet Suavignon. El proceso de elaboración se lleva a cabo con el objetivo de buscar el equilibrio perfecto entre la fruta, la frescura y personalidad. Por ello, la uva proviene de viñas seleccionadas y la vendimia tiene lugar por la noche y a máquina para evitar temperaturas elevadas y controlar así un inicio de fermentación no deseado. Además, la uva se estruja de forma suave para conseguir un mosto mucho más afrutado y fresco, y fermenta a temperaturas bajas para potenciar los aromas.

En palabras de Gabriela Rivieccio, Directora de Marketing de Grupo Freixenet en España: “El nuevo vino Tinto de “Selección Especial” de Freixenet es un producto con una fuerte identidad que destaca por su gusto sabroso y sus aromas afrutados conseguidos a través de un proceso de elaboración minucioso. Es perfecto tanto para maridar como para beberlo a copas, y se recomienda servirlo a una temperatura media de 14 ºC. Además, su versatilidad y ligereza refuerza el espíritu de la marca e invita a todos los consumidores a celebrar la vida”. 

De color rojo burdeos con reflejos violáceos de intensidad media, este vino tinto posee un aroma a fruta negra madura como las cerezas y las moras, así como un toque especiado de vainilla, caramelo, regaliz y madera joven de cedro. En boca, el tinto de Freixenet es un vino fresco y jugoso con una buena acidez que deriva de frutas negras como arándonos, ciruelas y cerezas. Además, tiene un final balsámico y notas de hierbas frescas mediterráneas. 

Leer el artículo completo en la revista