Como si de una demostración de magia se tratase, cuando James Mark Misajel Ramírez asistió de niño por casualidad a un evento de coctelería, quedó atrapado para siempre en el hechizo que hipnotiza a todos los que desarrollan esta profesión. Desde ese momento, tomó la decisión de formarse en esta disciplina para “seducir a muchos más y que se quedasen igual de cautivados por la coctelería, como me pasó a mi”, asegura Misajel. Durante los años posteriores, se formó en las mejores escuelas, como indica y, cuando completó su formación, trabajó en el Sheraton Lima Hotel & Convention Center situado en Lima (Perú), donde según cuenta a Bar Business “senté las bases para desarrollar mi creatividad, acercando el concepto de arte gastronómico a la copa”.
Este descubrimiento le impulsó a buscar nuevos retos en España, trabajando en el Hotel EuroStars Madrid Towers, en el Ramses life & Food en Madrid, y en Pacha Ibiza.
Actualmente, cuenta con más de diez años de experiencia en el sector de la coctelería y destilados, y desarrolla su actividad en el restaurante Room Quatro y el Soho Club Cambridge en Madrid. Cabe destacar también que James fue el creador de Mark Barmans, representando marcas de destilados Premium, “un servicio profesional, integro y exclusivo de coctelería para todo tipo de fiesta, presentaciones y cursos para particulares y empresas”, según afirma Misajel.
James, que adora su trabajo al que califica de “maravilloso”, describe su coctelería como “una coctelería de vanguardia. Simplemente trato de trabajar creando cosas nuevas que les gusten a los clientes y que les hagan volver al local”.

 

 

Leer el artículo completo en la revista