Este vino 100% Tempranillo es el resultado de la unión de personalidades del enólogo francés Emmanuel Ivars y la bodeguera ribereña María Luisa Cuevas, que buscan la tipicidad de la uva

El tándem del enólogo francés, Emmanuel Ivars, y la bodeguera ribereña, María Luisa Cuevas, y su total compenetración en la elaboración de los vinos Ferratus funciona a las mil maravillas y está dando como resultado la salida al mercado de vinos modernos, muy del gusto del consumidor actual. 

Ferratus AØ (se lee A-cero) 2019 es el resultado de esa unión de personalidades. Es un 100% Tempranillo, fruto de una cosecha calificada como “Excelente”, que se desarrolló sin ninguna incidencia durante todo el ciclo. 

La uva fue vendimiada a mano y el vino hizo la maloláctica parte en depósito de acero inoxidable y parte en barricas de roble, pasando después 12 meses de crianza que han logrado combinar perfectamente las sensaciones frescas de fruta con la madera. 

Rico de color, franco, atrayente, con gran componente frutal, Ferratus 2019 agrada tanto a los amantes de vinos jóvenes y frescos, más ligeros, como a los que gustan de cosechas de larga guarda. 

Moderno, actual, totalmente ‘cool’ es de esos vinos que marcan tendencia.

Ivars y Cuevas coinciden en trabajar con cariño desde el viñedo, buscando la tipicidad de la tempranillo en la Ribera del Duero. Ferratustiene un color rojo picota intenso con ribetes violáceos, capa media – alta, limpio y muy brillante. Posee una nariz armónica y redonda, muy bien integrada. Aromas a guidas, arándanos, pimienta rosa, cedro, tabaco y chocolate. En boca, su tanino es suave, aterciopelado, elegante, muy ágil y fácil de beber. Acidez totalmente equilibrada. Perfecta integración de la madera con sensación frutada de fondo. ‘Postgusto’ medio-alto. 

Leer el artículo completo en la revista