El interés por estos caldos sigue creciendo dentro y fuera de nuestras fronteras. Aunque la demanda interior es la más fuerte, sobre todo en Galicia, cada vez son más populares en otros países europeos y extracomunitarios como EE.UU. o Asia.

Galicia es una tierra conocida por su gastronomía, sus paisajes, su historia, su gente pero sobre todo, y cada vez más, por sus vinos. Sus cinco Denominaciones de Origen –D. O. Ribeiro, D.O. Monterrei, D.O. Rías Baixas, D.O. Ribeira Sacra y D.O. Valdeorras abren un abanico de posibilidades para los amantes del buen vino que no dejan indiferente a nadie. En este texto, vamos a analizar las características de cada denominación y a constatar con datos la evolución de estos caldos gallegos.

Analizando los datos de cada denominación se extrae que estos vinos son muy reconocidos fuera de nuestras fronteras, pero también que siguen siendo un elección nacional muy fuerte. Así lo cuentan los diferentes Consejos Reguladores de esta región. “La mayor parte del vino que producimos se comercializa en España. Fuera de Galicia, la comunidad donde más se demandan es Madrid. En las últimas campañas, el porcentaje de exportación de la D.O. Monterrei se consolidó con una cifra superior al 13%. Los principales países de la Unión Europea que demandan este vino son: Reino Unido, Alemania y Holanda. Respecto a terceros países los principales son: EE.UU., Japón, China, Suiza y Australia”, aseguran desde el Consejo Regulador de la D.O. Monterrei.

El Consejo Regulador de la D.O. Ribeiro arroja unos datos parecidos: “Nuestros vinos se comercializan especialmente en Galicia (70%), en el resto de España 23% y un 7% sale a exportación, que va creciendo año tras año. Las principales ciudades españolas que los demandan son: Madrid, Barcelona, Bilbao y Gijón”. En el caso de la D.O. Rías Baixas, los datos constatan que ha incrementado sus exportaciones en un 2,64% durante el último ejercicio (2017) con un total de 6. 571. 533 litros vendidos a más de 65 países.

Leer el artículo completo en la revista